2010-11-02

El Hombre de las Dos Cabezas

EL HOMBRE DE LAS DOS CABEZAS
---------------------------------------
ATENCIÓN: Esta, como ven, no es una entrada normal. Ha sido desde su creación uno de los propósitos fundacionales de este Desván el descubrirles con pruebas en la mano la existencia de un rico pasado ficcional altamente extravagante, singular, valioso y desconocido. Todo para demostrar que gran parte de las cosas que ustedes creían tan bizarras y tan modernas hace décadas que están ya inventadas. Las cumbres de lo estrafalario alcanzadas por el folletín son, en este sentido, difíciles de superar, y entre éstas ninguna tan alta como la joya que traigo hoy. Nada menos que el PRIMER HÉROE BICÉFALO de la historia, un personaje español de culto que todos debieran venerar en sus altares. Pocos han sido capaces de seguir sus pasos.
----------------------------------------
Hacia 1930 saca la barcelonesa editorial Vincit la serie El Hombre de las Dos Cabezas, una novela corta anónima distribuida en once cuadernos que el gran Víctor Aguado, de quien les conté hace tiempo AQUÍ, se encarga de ilustrar como se merece: con desparpajo, a caballo entre el realismo académico y la estética de barracón de feria. Pinchen encima de las imágenes y se convencerán.
------------------------------------------
El millonario Fred Arrow sufre un accidente de coche, siendo recogido por un sabio loco que le corta la cabeza para salvarle la vida. Conservada la testa en una especie de bidón, Fred asiste perplejo a la propuesta del doctor. Y como las penas con pan son menos, y él es hombre (o trozo al menos) rico, le compra el cuerpo a un pobre, el infeliz griego Basil Nicolapoulo, quien desde entonces ha de compartir existencia bicéfala con la trasplantada cabeza de Arrow.
---------------------------------------
Unidos por el cuello, ambos se llevan fatal. Uno más borrachín, el otro sobrio; uno testarudo y torpe, el otro audaz y sereno; uno con la faz descubierta y otro tapado cual lobanillo gigante: no son las circunstancias más indicadas para congeniar.
---------------------------------------
Después de diversas aventuras, encuentro ante un juez amigo de los habanos incluido, el levantisco Hombre de las Dos Cabezas fallece en un duelo a pistola. Bueno, muere la cabeza de Nicolopoulos nada más, dejando así su cuerpo libre para que el millonario americano lo disfrute...
Así concluye tan abracadabrante peripecia. A no dudar, las ochenta y tantas páginas más enfebrecidas e increíbles que jamás poblaron folletín alguno, para todos ustedes por gentileza de su Abuelito!!
-------------------------------------

21 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Si la ficcion es tremebunda,peor es la realidad.Fijese usted los escalofriantes experimentos que hacian los nazis en los campos de exterminio o los que hacian los sovieticos,como unas imagenes que vi hace un tiempo de un perro que le cortaron la cabeza y la mantenian con vida.

Luis Miguez dijo...

¿De qué año data, esta novela tan peculiar?

Lluís Bosch dijo...

Vaya perla! Y vaya imaginación desbordada y libre, incluyendo lectures psicoanalíticas y oníricas en la más pura línea surrealista.
Por cierto, las tipografías de las cabeceras son dignas de antología.

C. Rancio dijo...

Abuelo, yo es que ya casi no sé que decir; nos tiene en un pasmo perpetuo y gozoso. Pero si puedo afirmar que entre tantas imágenes asombrosas, me gusta especialmente la de la cabeza ensartada en una bombona de butano.

El Abuelito dijo...

La fecha exacta es difícil, por no decir imposible, de determinar... Ha de ser de entre 1928-1932, y lo digo por el estilo de Aguado, aquí principiante si lo comparamos con obras posteriores...

Anónimo dijo...

No, no no es una entrada normal. Aun para un seguidor fiel de su blog, es de récord.

Sap. dijo...

Absolutamente pasmoso, Abuelito.
Y es que nos son sólo las deleitosas enseñanzas e informaciones, es que disfrutar de su blogo representa una cura de humildad y facilita que el contemporaneo se baje de la burra.
Abuelito, Ud. mete el dedo en el ojo del que cree que estos tiempos son una invención continua.

Vivaldo Moore dijo...

Es increíble lo parecido que es el argumento que nos cuenta al de la película que protagonizó Ray Milland en 1972 (http://www.imdb.com/title/tt0069372/) ¿habrán sus guionistas conocido este folletín? ¿Será el pulp ibero fuente de isnpiración de Hollywood? ¡Qué preguntas!

Gracias por revelarnos estas maravillas.

El Abuelito dijo...

Sí, don Vivaldo... La peli en cuestión, más una del año anterior producida por la ínclita A.I.P., están enlazadas en la entrada, por ser, que yo recuerde, las únicvas ocasiones en que la ficción ha plasmado la curiosa bicefalia...

Rufus Von Eerie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rufus Von Eerie dijo...

Estas delicias de novelas tanto como las otras entradas más antiguas que tiene desspues de esta; son como leer en la cama antes de apagar la luz para echarse a dormir... Son sencillamente agradables.

Saludos Abuelito; tiene vd un muy interesante blog.

5 de noviembre de 2010 00:02

Sr. Feliú dijo...

Venerable Abuelito, don Vivaldo:

En el libro "The Golden Turkey Awards" de los hermanos Medved, hay un capítuito dedicado a este asunto. Las tres películas mencionadas son:

The Incredible Two-Headed Transplanted (1971)
The Thing with Two Heads (1972)

y... (redoble)

The Manster: Half Mand and Half Monster (George P. Breakston y Kenneth G. Crane, 1962)

Esta última sería una coproducción norteamericano-japonesa en la que la causa de la bicefalia no es un trasplante sino un suero destilado por un mad doctor nipón que hace aparecer, cual lobanillo, una nueva testa -feísima, a juzgar por las fotos- en el sujeto experimental.

Hala, a buscarla, Sr. F.

El Abuelito dijo...

...ejem... señor Feliu, yo no tengo que buscarlas mucho... las tres adornan hace tiempo las estanterías del desván... Un día heremos un programa triple de bicéfalos, se lo juro...

Sr. Feliú dijo...

Desconocía la existencia de la tercera, pero recordaba ese capítulo.

Gracias por compartir sus hallazgos, su nieto Sr. F.

pd.- Pásese por la carpa que hay menú de su gusto.

Markus Orwell dijo...

¿Se puede descargar desde algún sitio? Tiene muy buena pinta.

miquel zueras dijo...

Alucinante. Aún más delirante que la versión cinematográfica con Ray Milland compartiendo cuerpo con ¡una cabeza negra! Por cierto, me encanta la portada azul cobalto de "The drums of Fu-Manchú". Saludos. Borgo.

Vivaldo Moore dijo...

Gracias, Sr. Feliú, por los datos. Y gracias, Abuelito, nuevamente.

Respecto de lobanillos que devienen rostros y, con posterioridad, seres monstruosos, recuerdo vagamente una película absolutamente deforme con Judd Nelson vista en alguna trasnoche de insomnio, pero no tengo idea de cómo se llamaba.

El Abuelito dijo...

Señor Orwell, en emule están "The thing of two heads" y "The manster", eso sí, con muy pocas fuentes y en versión original en inglés...

El Abuelito dijo...

Señor Moore, no sé cuál pueda ser, tal vez algún episodio de Más allá del límite o de Tales fron the Crypt en que intervino el señor Nelson...

Ernesto Moreno dijo...

Súper!!!!!!!!!!!!!!!gracias abuelito, me has dejado con los ojos como platos!!!!

Anónimo dijo...

qué interesante ver la ciencia ficción de aquellos tiempos, tópicos que aún ahora se podrían utilizar en pelis de terror.