2012-05-29

12 Sexploitation


LA LOCURA DEL SEXO
Más de una vez se habrán preguntado, consumidores compulsivos de celuloide como son ustedes, por qué será que los que gustan del cine de terror suelen apreciar no poco la Sexploitation, ese género más morboso que explícito tan en boga durante el siglo XX, antes de que el porno puro y duro se encargase definitivamente de expedir su certificado de defunción.


Será, digo yo, porque ambos géneros son de dar miedo. El uno, porque pone en tela de juicio la fe en lo racional, espejismo que proporciona la ilusión de un mundo ordenado lejos del temible caos; el otro porque igualmente asusta a las gentes bienpensantes con su temor a caer en las garras del instinto o de sucumbir bajo el poder animal de sexo contrario, las más de las veces la hembra libre y dominante, que al cabo y sin engañarnos, hombres son los principales destinatarios de estos filmes.



No vayan a creerse que eso de la Sexploitation es cosa de los setenta, ni mucho menos. Abunda fecundo desde los años treinta entre los norteamericanos de la mano de ínfimos productores, exhibido en circuitos cuando menos irregulares, paupérrimas salas o ferias ambulantes. El pretexto suele ser de carácter científico, alertando de los peligros de la sífilis (como en Sex Madness), soltando disparates sobre la fecundación artificial (Test tube babies), mostrando exóticas representantes de otras culturas con las tetitas al fresco (caso de The blonde savage y otros  documentales mondo avant la lettre)  o glosando las ventajas del nudismo y el naturismo... siempre con el objetivo poco disimulado de mostrar carne y calentar entrepierna. Vender, en una palabra.


A mí las que más me gustan son las producciones más astrosas que suelen acercarse a la cosa del putiferio y el mal vivir. Jovencitas secuestradas obligadas bajo amenaza a vender su cuerpo, zorrones que gustan de entregarse a bandas de moteros, ricachones viciosos ávidos de sensaciones, señoras cuyos maridos no las atienden como deben... Gloriosa mezcla de melodrama, hipócrita a no poder serlo más y morboso como él sólo, con la lección contra el pecado y la complacencia en él, ese mecanismo tan apreciado por los cristianos. Además de ser, ay, tedioso en más de una ocasión, que como todas estos asuntos de cine basura que dicen ustedes mucho se promete para luego no cumplir.


Prometen, ya lo ven, es estos gloriosos carteles que hoy les traigo, de reciente aparición en el Desván y pendientes muchas de ellas de ser proyectadas en la abueitesca pantalla. Proceden en su mayoría del catálogo de Alpha Video, una encantadora casa americana especialista en rescatar el trash más viejuno a precios para ecomonías humildes como la nuestra. Vayan a visitarla AQUÍ y llévense algo si pueden, a ver si por fin pueden alcanzar su Licenciatura en Underground... 

20 comentarios:

miquel zueras dijo...

Una gran exposición, Abuelito. El cartel de "Highway Hell" es sublime. Aún recuerdo de la revista Terror Fantastic que en los sesenta esas películas se conocían como "Nudies" y hay una muy curiosa de terror. "House of the Bare Mountain" que es una obra de culto. También antes existieron los llamados "Tijuana Comics". Saludos. Borgo.

Enric H. March dijo...

A mí me puede la estética, para empezar; luego viene el contenido. Y si tengo que escoger, sin duda me quedo con las señoras desatendidas.

si, bwana dijo...

Bonita exhibición de películas que hoy se considerarían de tipo "S" o inferior. Mucho más eróticas que los tratados de ginecología que se ofrecen hoy en día.

El Abuelito dijo...

Vaya si recuerdo aquello de "Los nudies del terror" que escribía, creo, el ínclito Pierrot para Terror Fantastic, señor Borgo... Por entonces, en aquella España, casi ni se entendía qué clase de películas eran esas...

El Abuelito dijo...

A mí como a usted, don Enric, lo que realmente me fascina son estos carteles sinceros, expresivos, desvergonzados en el mejor sentido de la palabra... las pelis las tengo que ver para escribir un superinforme de cara al próximo 2000Maníacos... Ya les contaré si hay algún título destacable...

El Abuelito dijo...

Hablando de tratados ginecológicos, tal vez recuerde usted, Mr. Bwana, aquella peli sueca que se estrenó en el tardofranquismo "Helga, el milagro de la vida", un documental didáctico sobre el parto, aburrido a más no poder, que se convirtió en inesperado éxito de masas en aquella reprimida España, con colas a la puerta de los cines para verla, ya que entre médicos y enfermeras, algún trocito de anatomía femenina se mostraba...
Menuda sorpresa que se debieron llevar sus responsables, que seguro nunca hubiesen esperado semejante fortuna...

Alfonso Montaño dijo...

Tres comentarios, tres:

En "Waterfront women" trabaja Robert Newton, recordado por sus gruesas cejas y guiños amenazantes en "El pirata Barbanegra", de Raoul Walsh.

"Helga, el milagro de la vida" debe tener record de permanencia en cartel en mi Sevilla, pues estuvo un año ininterrumpido en el cine Avenida esperando a ser visionada por reprimidos sexuales (yo en esa época era menor de 18 años y no tuve la oportunidad).

Pelis dirigidas a hombres... Pero... ¿Qué porcentaje hay de nietucas entre tanto nietuco en el Desván?

Luis Miguez dijo...

Anda, que los que prometen la película más educativa habida y por haber... Habrase visto...

El Abuelito dijo...

Hombre, educacional sí que es, que enseñan bien cómo hay que hacer gimnasia sueca con el culo al aire...

El Abuelito dijo...

Don Alfonso, no recordaba que el divertidísimo Edward Teach de Walsh fuese este Robert Newton... En todo caso, esta producció, como Room 54 y Girl on the run, no son tan absolutamente astrosas como las demás, al provenir de estudios más o menos modestos, pero regulares.
Lo de Helga en Valencia fue cosa por el estilo, con un año o así en el cine Suizo... como para verla ahora!!
Y lo que señala de las mujeres... pues así es: nos guste o no, fruto de nuestra educación no igualitaria, es que estas cosas del celuloide rancio, la aventura, el terror, los tebeos, los `pulps y demás asuntos propios del Desván, interesan más a los hombres (como si el tiempo no hubiese transcurrido y uno siguiera allí, en el patio del colegio con los amiguetes de clase enseñando cromos y elucubrando sobre Godzillas y Frankesteines)... aunque chicas haberlas, haylas y cada vez más,por fortuna, en sintonía, tal vez, con el mayor nº de ilustradoras y autoras de comic de hoy en día...

Sr. Feliú dijo...

Sólo recordarles que los inocentes "documentales" sobre colonias nudistas eran ya habituales en los años treinta, tanto como para que los buenos de Alady y Lepe protagonizaran en 1935 aquella parodia cinematográfica titulada "El paraíso recobrado".

¿No habrá localizado usted por casualidad uno titulado "Elysia, Valley of the Nude", de 1934? Se estrenó comercialmente en España durante la República.

su nieto que bien le quiere, Sr, Feliú

WOLFVILLE dijo...

La verdad es que el submundo de los documentales supuestamente alertando de inquietantes peligros sociales como la marihuana o el llegar a casa más tarde de las 10, pero en realidad dedicando su metraje al sensacionalismo más chabacano, me resulta poderosamente fascinante.

Genial selección, abuelete!!

El Abuelito dijo...

Sapientísimo Señor Feliu, mucho nos gustaría, desde luego, conocer alguna contribución española a tan glorioso subgénero... Dada la afición al naturismo y su conexión con el anarquismo más utópico,no es extraño que floreciera en la España de los treinta, tan distinta a la de hoy; yo hasta recuerdo haber conocido gente mayor que frecuentó tales campamentos en los días de la República; mayor motivo para deseatr conocer esa parodia de Alady y Lepe, proscrita seguramente tras el Alzamiento Nacional...
No he localizado el título que usted solicita. Proximamente haremos crónica de alguno de estos filmes y ya le diré cuáles he conseguido acreca de tan curioso tema...

El Abuelito dijo...

Un día de estos dedicaremos una entreda del Desván a esos filmes antipsicotrópicos que tanto gustamos de ver los aficionados a esas sustancias... Weeds with roots in Hell, Marijuana, Heroin, The cocaine fiends o Narcotic, títulos suficientemente expresivos en su promesa de carnaza y morbo, señor Wolfville!!

Galderich dijo...

Grandes carteles que auguran un contenido a la altura.

Y si, como siempre, si el guión lo exige hay que enseñar las teticas!

Por cierto, de Elysia sólo conozco el cartel anunciador y nada más. Aquella república sicalíptica aún nos ha de dar mucho trabajo hasta desenterrar sus tesoros.

El Abuelito dijo...

Caramba, Galderich, mucho nos gustaría poder ver ese cartel de "Elysia"... ¿Se halla en algún lugar de la red?

Galderich dijo...

Abuelito, no es el cartel sino el programa de mano. Está programado para el dia 14 de junio en la Galeria d'Imatges X que es cuando me toca. Y efectivamente no se encuenra en la red.

Nada se le puede negar al Abuelito.

angeluco10 dijo...

Ya veo,abuelito,que ha visto todas las que comenta y las que le faltan por ver lo hará a no más tardar.
Espero comentarios de aquellas que sean aptas para desgustadores del desván.

El Abuelito dijo...

¿El 14 de junio, don Galderich...? Allí estaremos!!

El Abuelito dijo...

...A ver si sale alguna para desvanófilos, don Angeluco... que visto el nivel hasta ahora, no sé, no sé...