Mostrando entradas con la etiqueta bizarre. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bizarre. Mostrar todas las entradas

2012-10-26

TODOS LOS SANTOS sangran


GORE PARA NIÑOS ANTISEMITAS
Se acerca la festividad de Todos los Santos, ahora sustituida por la cosa esa extranjera del Jalogüin, y no sé porqué: si lo que querían los niños era asuntos de terror y miedo, el catolicismo los proporciona de sobras y harto más genuinos.
No hay hagiografía sin derrame de sangre, sea en forma de purulento estigma, de cuerpo aseteado, de imágenes que lloran plasma o de torturas de refinamiento tal que excitarían la imaginación del menos sádico de los hombres. Los ancianos recordamos haber mamado semejante religiosidad, a caballo entre la aberración y el misticismo más necrófilo. Hoy son otros los tótems que venera la tribu, mas cuidado: detrás de todo ídolo acecha la sangre.
Para celebrar a nuestro modo la festividad religiosa que se avecina, nada mejor que traer al Desván este cuento pío, editado en diciembre de 1931 en Barcelona y destinado al adoctrinamiento infantil. Narra la vida ejemplar, pero breve, del mártir Dominguito de Val, según marcan las pautas de la leyenda medieval por la que los judíos festejaban la Pascua crucificando niños, mito muy extendido y que ha justificado más de una atroz matanza... hasta tiempos muy pero que muy recientes, no se crean ustedes. 


Dominguito, perturbada su infancia por sueños de martirio y ansias guerreras, no tiene mejor ocurrencia que dedicarse a provocar a los habitantes del gueto, más cerca de las bestias y los demonios que de los seres humanos: a lo mejor es a eso a lo que llaman los biempensantes La España de las Tres Culturas. Entreténganse en leer la selección de textos y beban cada adjetivo, cada reflexión, cada matiz: el mismísimo Hitler lo habría aplaudido con entusiasmo.




Los pérfidos Hijos de Sión, hartos del niño, de su padre y de todo cuanto es bueno y sacro, afrontan el rito acostumbrado, crucificando a la incordiante criatura en secreto para recoger su sangre. Ya les digo, religión y sangre son más que hermanos, nunca va una sin la otra.  
Para cuando llega la mitad del librito es de suponer que sus desvalidos lectores están ya aterrorizados: entonces, a modo de póster en página doble, contemplan la bonita estampa del agonizante infante. Y de sus aborrecibles torturadores, barbados y salvajes.

Cadáveres sin cabeza, hebreos sin corazón, procesiones fúnebres, infancias escarnecidas: nada falta en tan terrible cuento. Alimento de generaciones de españoles, no es de extrañar que esta tierra no haya extirpado aún el cainismo: nos lo han metido durante siglos en la sangre, nunca mejor dicho...

(Santo Dominguito de Val. Editorial F.T.D. Texto de F. T. D. - Impagable portada de J. Navas. Ilustraciones de F. C. Barcelona, 1931)

2012-05-29

12 Sexploitation


LA LOCURA DEL SEXO
Más de una vez se habrán preguntado, consumidores compulsivos de celuloide como son ustedes, por qué será que los que gustan del cine de terror suelen apreciar no poco la Sexploitation, ese género más morboso que explícito tan en boga durante el siglo XX, antes de que el porno puro y duro se encargase definitivamente de expedir su certificado de defunción.


Será, digo yo, porque ambos géneros son de dar miedo. El uno, porque pone en tela de juicio la fe en lo racional, espejismo que proporciona la ilusión de un mundo ordenado lejos del temible caos; el otro porque igualmente asusta a las gentes bienpensantes con su temor a caer en las garras del instinto o de sucumbir bajo el poder animal de sexo contrario, las más de las veces la hembra libre y dominante, que al cabo y sin engañarnos, hombres son los principales destinatarios de estos filmes.



No vayan a creerse que eso de la Sexploitation es cosa de los setenta, ni mucho menos. Abunda fecundo desde los años treinta entre los norteamericanos de la mano de ínfimos productores, exhibido en circuitos cuando menos irregulares, paupérrimas salas o ferias ambulantes. El pretexto suele ser de carácter científico, alertando de los peligros de la sífilis (como en Sex Madness), soltando disparates sobre la fecundación artificial (Test tube babies), mostrando exóticas representantes de otras culturas con las tetitas al fresco (caso de The blonde savage y otros  documentales mondo avant la lettre)  o glosando las ventajas del nudismo y el naturismo... siempre con el objetivo poco disimulado de mostrar carne y calentar entrepierna. Vender, en una palabra.


A mí las que más me gustan son las producciones más astrosas que suelen acercarse a la cosa del putiferio y el mal vivir. Jovencitas secuestradas obligadas bajo amenaza a vender su cuerpo, zorrones que gustan de entregarse a bandas de moteros, ricachones viciosos ávidos de sensaciones, señoras cuyos maridos no las atienden como deben... Gloriosa mezcla de melodrama, hipócrita a no poder serlo más y morboso como él sólo, con la lección contra el pecado y la complacencia en él, ese mecanismo tan apreciado por los cristianos. Además de ser, ay, tedioso en más de una ocasión, que como todas estos asuntos de cine basura que dicen ustedes mucho se promete para luego no cumplir.


Prometen, ya lo ven, es estos gloriosos carteles que hoy les traigo, de reciente aparición en el Desván y pendientes muchas de ellas de ser proyectadas en la abueitesca pantalla. Proceden en su mayoría del catálogo de Alpha Video, una encantadora casa americana especialista en rescatar el trash más viejuno a precios para ecomonías humildes como la nuestra. Vayan a visitarla AQUÍ y llévense algo si pueden, a ver si por fin pueden alcanzar su Licenciatura en Underground... 

2012-01-17

Actualidades urgentes- 3: Mondo Brutto y más

Ya lo dije con ocasión de la salida del último 2000Maníacos: se ve que los fanzines, esa especie en vías de extinción, son como el vino, y conforme envejecen sus factores no hacen más que mejorar. Acaba de aparecer el Mondo Brutto, un número verdaderamente antológico repleto de conocimiento, escepticismo y socarronería, ingredientes habituales de la publicación aquí agigantados. Alguno he oído que decía que la revista ya no es la que era: tiene razón, es mejor. Un tocho de casi doscientas páginas finamente ilustradas donde se citan temas de obligado interés, imposibles de encontrar en cualquier otro lugar incluyendo la red de redes entera.

A ver quién da más: un superdossier confecionado por su Abuelito en el que se desgranan obra y milagros de los Tres Titanes del Cine Primate, los inmortales Emil Van Horn, Charles Gemora y Ray "Crash" Corrigan, personas llenas de talento que se ganaron el pan recorriendo Hollywood con sus trajes de gorila, dieciocho páginas abarrotadas de información sobre vidas extremas y películas locas; un reportaje sobre los Monos Artistas que no se lo salta un torero; la crónica de la arquitectura Pop Espacial de nuestra Piel de Toro a cargo del gran Galactus; un completo informe acerca del pintor y mago Austin Osman Spare redatado por la sabia pluma de Grace Morales; las andanzas de ventrílocuo Señor Wences, el único español que tiene una calle en Manhattan para él solito; entrevistas con el Fakir Kirman, de Cornellá al estrellato; un dossier criptozoológico sobre yetis, pies grandes y demás hirsutos antropoides; las drogas en la España de los años veinte; las acostumbradas disgresiones sociológicas sobre temas de actualidad como el tabaco, los mercados o la televisión española...    
Una nómina, ya ven, de quitar el hipo; un índice cuyo interés no hace falta ni resaltarlo; una OBLIGACIÓN para cualquier persona cabal en estos convulsos tiempos... ¡¡¿Qué hacen ahí que aún no han salido corriendo a comprarlo?!! ¡¡Sus neuronas se lo agradecerán!!  

Esta cubierta pelín seriota y nada pop corresponde a otra novedad, el último nº de Arbor, que publica el sesudísimo Consejo Superior de Investigaciones Científicas. No se engañen: es un volumen consagrado por entero a la Historia del Tebeo Español, nada menos, un tema imprescindible desglosado en varios artículos entre los que reluce el de mi queridísimo amigo señor Porcel, que desgrana el devenir del medio en nuestros atribulados años cincuenta... Hacerse con él es, como suele suceder con estas publicaciones oficiales, muy difícil, mas si pinchan AQUÍ podrán, de forma completamente GRATUITA, descargárselo en PDF en sus computadoras domésticas. Hala, a leerlo que a fin de año haré examen!  

Y por si tanta novedad fuera poca, ha salido el nuevo BARSOOM; como siempre una delicatessen para quienes amamos la literatura popular: relatos inéditos de Howard, Talbot Mundy o Sax Rohmer, artículos sobre Charlie ChanMíster Moto, el misterioso Señor Wong y otros detectives orientales; aventureros espaciales, justicieros urbanos, fuerzas coloniales, monstruos y salvajes: todo el magnífico mundo del Pulp de nuevo a nuestros pies..

2011-12-02

El Círculo Rojo


EL CÍRCULO ROJO


¡¡Suenen clarines y fanfarrias en el Desván, pues la visita que hoy traigo convierte al día en fecha solemne!! ¡¡Nada menos que el último de los folletines fantásticos que el enfebrecido catalán don José Canellas Casals, gran pionero del fantástico español, escribiese para la editorial Marco!! De tan eximia serie les mostré ya algunos frutos, Un viaje al planeta Marte, El último vampiro y el primero de los superhombres ibéricos, Mack Wan el Invencible. Hoy está aquí El Círculo Rojo, un destarifo de señores con máscaras de gas, robots voladores, alados vampiros del aire, hombres invisibles, indios, leones y vehículos estratosféricos de no te menees! Mezcla de fuerte sabor que a buen seguro ningún degustador de lo outré puede dejar de apreciar en lo que vale... ¡¡Una fortuna!!



Marc Farell ilustró, como en anteriores ocasiones, con su trazo ingenuo y vigoroso apto como pocos para describir fiablemente maravillas antañonas. Una organización criminal dotada de toda clase de medios, el Círculo Rojo, enreda entre dos naciones estilo Ruritania para provocar la guerra; frente a ellos, el intrépido Black, inventor del poderoso explosivo Blackerina, hombre noble capaz de volverse invisible e incansable fabricante de prodigios mecánicos. Como siempre en las narraciones de Canellas, la trama general aparece deslavazada y confusa, opacada tras un torrente de acción, milagrerías científicas, felicísimos disparates e hiperbólica prosa ¡Arrenegada sea la lógica, viva el espectáculo de lo imposible...!  



Salieron a la calle estos postreros folletines cuando la Guerra Civil asomaba ya por la esquina; Canellas abandona la Barcelona republicana para trabajar en San Sebastián en el ultramontano semanario Pelayos que editan los carlistas... y al verse huérfano el Círculo Rojo no tarda en venirse abajo; tras apenas estos doce fascículos cuyas cubiertas les traigo su final se precipita en colofón absurdo y repentino. Una víctima más de aquellas dos Españas que desde hace tanto tiempo nos definen y acompañan sin traernos nada bueno...    


2011-11-04

Roberto Alcázar contra los Seres de Otros Mundos

ROBERTO ALCÁZAR CONTRA LOS SERES DE OTROS MUNDOS
 ¡¡Vuelve por estos pagos Roberto Alcázar, el más grande héroe del trash español!! ¡Regresa nada menos que a bordo de un platillo volante, dispuesto a ajustar las cuentas a cuanto invasor alienígena ose acercarse por nuestro mundo! Porque, nietucos, una vez más se lo he de decir: desconfíen de las sandeces que al respecto les han contado, Roberto gusta más de zurrar marcianos, doctores locos o chinos malvados que ninguna otra clase de villanos. ¡Nada de politiquerías idiotas que cual sambenito le han querido endiñar: Puro POP en viñetas, alegre y contagioso como pocos!



 Para muestra un botón: trogloditas y astronautas, viajes al espacio exterior, seres de cristal flotando en el éter, hombres de Marte de los de antes de la Guerra, marcianos entre esquimales, robots con faldas y venusinos varios: ¿Quién da más?


 



 Llegadas las navidades, Roberto y Pedrín acostumbran visitar Otros Mundos, como en 1972, que se fueron hasta el Planeta de los Simios; el resto del año, menos exigentes, se limitan a poner el ojo morado a cuanto hombre verde se arrime por aquí. ¡Garrotazo y tentetieso! ¡Faltaría más...!

Las imágenes de hoy son obra de Eduardo Vañó, el creador de la serie, y de sus hijos Eduardo y Vicente. Todas las publicó la vampiresca editora Valenciana entre 1950 y 1973. ¡¡Viva Roberto Alcázar!! ¡¡Vivan los marcianos verdes y los robots asesinos!! ¡¡Vivan los selenitas enanos y los cohetes de cartón!! ¡¡Y a la mierda con los cenizos que no sepan ver tanta gloria bizarra, nietucoooos...!!