2008-12-08

Roberto Alcázar vs. los Gorilas Asesinos

ROBERTO ALCÁZAR vs. LOS GORILAS ASESINOS
A la carga vuelvo con ese filón inagotable de imágenes y situaciones bizarras que es la colección facturada por Eduardo Vañó entre 1940 y 1975. Que si envidian ustedes sanamente a los mexicanos por poseer su propio Santo, consuélense pensando que por estos pagos tenemos a Alcázar, harto más maltratado aún que el ahora popular Enmascarado de Plata. Y sin embargo, sus méritos son casi los mismos.

Vean sino sus buenas relaciones con ese animal real devenido icono del fantástico: nuestro antropide favorito, el gorila.

Habitante junto al encapuchado, el sabio loco y el gángster del mundo loco de estos tebeos, a menudo es objeto de perrerías por parte de sus compañeros: que si le trasplantan cerebros humanos, que si lo guardan en una jaula para zurrar a los enemigos, que si lo envían a matar a este o aquel... Menos mal que de vez en cuando alguien se acuerda de sacarlo a tomar unas cañitas...No sólo en la urbe se enfrentan el detective español y su ayudante con los siniestros simios. A lo largo y ancho de este mundo los encuentran, sea como habituales compinches de los hechiceros africanos al acecho de inocentes paseantes, sea en grupo y armados de cachiporras; gigantes como Pimbo o incluso amistosos anfitriones en su propia tierra.

Aliado de chinos malvados, motorista, objeto de la zoofilia de un gangster, alborozado espectador de la somanta que Roberto propina a un travesti: las mil caras del universo alcazariano vistas por un mono. Una cumbre estética del siglo XX.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Fascinante.En verdad, no se puede reivindicar al Santo sin dejar el hueco merecido a nuestro Roberto. Sin embargo, en cuanto al medio -el cine-hay que reconocer que el mejicano, titular hoy ya de una cadena de coffee-shops y de restaurantes de comida rápida, fue más espabilado.

El Abuelito dijo...

Cosas del cine. Aquí se habló alguna vez de llevar a Roberto al celuloide, e incluso se habló de Miguel de la Cuadra Salcedo para interpretarlo... pero la falta de fe verdadera en el proyecto y la imposibilidad en la España desarrollista de llevar adelante algo más identificado con la posguerra se llevaron por delante la iniciativa. Una pena, aunque si al final tenía que ser algo como lo quieren hacer con el Capitán Trueno....

Ordel dijo...

Recuerdo que mi padre, en mi mas tierna infancia, siempre me hablaba de Robeto Alcazar y Pedrin y de lo que supuso en su epoca.
Se sorprenderia de saber que entrados ya en el siglo XXI se sigue hablando de ellos.

Un fuerte abrazo Abuelito.

angeluco10 dijo...

No se trata de una crítica pero puesto que muestras muchas portadas que abarcan unos cuarenta años,¿no hubiera sido bueno haberlas colocado en orden cronológico para apreciar los cambios del dibujo a travás de los años?.
¡¡Ostras,Pedrín,olvidaba alabar las joyas que esconde el desván!!.

MANOLÍN dijo...

Qué portadas tan fantabulosas, diantres, y qué buenos recuerdos!!

Yo me compraba los tebeos en el colmado de mi Tía Avelina,
en un pueblito perdido
de la Cuenca profunda.
Llegaban en un cesto de mimbre
y siempre había mamporros por ver quien se los trincaba primero.

Más, más, más... ni orden cronólogico ni gaznápiros
en vinagre! Asín, asín!!!

PAblo dijo...

En mis difusos recuerdos de infancia creo recordar que El Guerrero también se zurraba bien con un gorila en alguna de sus historias.

Impacientes Saludos.

Emilio dijo...

Un blog extraordinario que tengo entre mis favoritos. Me bajo algunas imagenes de las que pones y disfruto con tu documedanadisima recuperación de tu desvan.
Saludos
www.hayquevivirla.blogspot.com

corsariosinrostro dijo...

¡Jarabe de palo!¡El baile del mono!

El Abuelito dijo...

Baje usted cuanto quiera, don Emilio... ¡y gratis! ¡Cultura gratis por fin! ¡Viva la era atómica esta de ahoraaaaa!

DanielB dijo...

Toma pastillas geroma !!!Que obsesión gorilesca pardiez !!!
xD

Vincenzo Insano dijo...

...uno de sus mejores post, Abuelito.
Le confieso que poco sabía de la magnificencia de Don Alcázar y Pedrín hasta que, en el Jardín del Edén, conocí al autor de Clásicos en Jauja...libro que le recomiendo encarecidamente...no se lo pierda...