2008-10-29

The mystery of the leaping fish

EL MISTERIO DEL PEZ SALTARÍN
Director: John Emerson. Con Douglas Fairbanks, Bessie Love, Alma Rubens, Allan Sears. USA, 1916

Para que luego se piensen ustedes que hasta los años sesenta nos chupábamos el dedo, que todo empezó con la cosa de las revoluciones juveniles y los jipis, las drogas y todo eso... pues no, no, para nada de nada!

Aquí tienen, para muestra un botón, este cortometraje de 1916. Una broma colosal escrita por Tod Browning (antes de sufrir el terrible accidente de coche que casi lo mata y a partir del cual empezó a dirigir su cine más enfermo) con la complicidad de su amigo Douglas Fairbanks, megaestrella de la época: la primera y más desenfadada narcoparodia de la historia del cine.

Cuenta las aventuras del detective científico Coke Ennyday, que con su desparpajo drogadizo deja a la altura del betún a moderniquis como Hunter S. Thompson o el Teniente Corrupto de Abel Ferrara. Siguiendo las instrucciones del reloj de pared que cuelga en su despacho, Coke divide el día en cuatro horas nada más: la de comer, la de dormir, la de beber y la de drogarse.

Desdramatizando una cuestión que hoy se ha convertido en tabú, el detective aspira coca por arrobas, se chuta diez o doce veces en menos de veinte minutos (y se pone de buen humor después) y captura a sus enemigos (traficantes de un opio que Coke come con fruición) pinchándoles uno a uno con la batería de jeringas que atesora en su cinturón mientras se marca unos bailes surrealistas y de paso rescata a la chica, una damita de armas tomar.

Comedia descreída y salvaje, que se burla de la policía, de las prohibiciones, de toda la pacatería hipócrita que hoy es médula esencial de la sociedad. Una lección de alegría inteligente y osada como no ha vuelto a darse. Y encima pueden buscarla gratis en http://www.archive.org/ Claro que a lo mejor todavía hay quien la encuentra un poco fuerte, y se me escandaliza... No me extrañaría nada en estos tiempos de corrección política e higienes desleídas.

6 comentarios:

Ordel dijo...

Joder que interesante, de verdad. La verdad que mola ver que nuestros tatarabuelos tambien se daban lustre a "tutipleni" (seguro que el farlopio era mas saludable en esos tiempos) y que tenian menos complejos a la hora de cojer la cámara.

Gracias otra vez Abuelito por descubrir estas joyitas.

angeluco10 dijo...

Mi videoteca se enriquece con las aportaciones del abuelito.
Gracias por descubrirme nuevos films mudos totalmente desconocidos para mí.

Captain Howdy dijo...

Pues no conocía este corto y mire que me dejo los ojos buscando cosas raras (si sabe de la versión íntegra de 'La Manoir du Diable' no tendré cromos bastantes con los que pagarle).

Para que luego llamen original a Tarantino jejeje.

Salu2

elpeor dijo...

me la vi y es buenísima...
que risa, como se pone el tío..

txemacantropus dijo...

Que bueno que bueno

MANOLÍN dijo...

viva la dronja... vaya par...

pedazo de flim...