2008-10-12

Monster on the campus

CINE PRIMATE presenta...

MONSTER ON THE CAMPUS
Director: Jack Arnold. Con Arthur Franz, Joanna Moore, Judson Pratt, Nancy Walters. USA, 1958


De Jack Arnold, nada menos, el de Tarántula, El Hombre Menguante y La Criatura de la Laguna Negra, y nunca la han estrenado en España, peculiaridades de este solar nuestro tan poco propicio a lo fantástico.

Y sin embargo es monster movie modélica, del final de los cincuenta, cuando los monstruos huyen de lo gótico para intentar integrarse en un universo realista. La tiniebla surge ahora entre lo aséptico: nuestros pulcros hogares unifamiliares o los limpios laboratorios universitarios.

No importa que el argumento sea algo trillado: el talento de Arnold para manejar el tiempo; su montaje creador de ritmo y la acertada gradación en el desvelamiento del misterio son capaces de redimir cualquier pecado del original literario. Eficacia narrativa a raudales, nada de interminables diálogos que ocupen metraje sin gastar dinero, ni tiempos muertos tan abundantes en el subgénero.

Desencadena la catástrofe un celacanto muy feo y como de goma que traen a la universidad. Resulta que exhuda un suero que hace involucionar quien entra en contacto con él: convierte en gigante a una libélula, en lobo a un perro pastor y en enfadadísimo antropoide prehumano al profesor que tiene la desgracia de herirse con uno de los dientes del pez. Su maldición, como la del licántropo, será la metarmofosis y la pérdida del Yo. Una vez lo posee su simiesco ancestro, el pacífico sabio ya no sabe hacer otra cosa que matar, destruir y dar fuertes tirones de pelo a las mujeres que se cruzan en su camino. Mad doctor involuntario cuyo final no se presagia nada bueno.

Lo contrario que ocurre con este filme, clásico y seriote, muy alejado del temible espíritu teenager que su título hacía prever y que poco más tarde llevará a la gloria y a la tumba al cine de monstruos al completo. Cine primate de primer orden, de sano aire crepuscular.

12 comentarios:

Patry/Icia dijo...

esto es muy "friki"... recuerdo estas películas de niña pero creo que hay pocos canales que las retransmitan... lo que veo muy común son las portadas, como muy de "cómic"

Igor Von Slaughterstein dijo...

Ese monstruo en camisa a cuadros es absolutamente impagable. Otra joya más para embellecer su más que magnífico blog.

Venerables saludos!!

El Abuelito dijo...

Querida nieta Patricia: Creo que a día de hoy estas pelis sólo las ponen en Canal Desván. Eso sí, no faltan nunca.

El Abuelito dijo...

¿Friki? ¿Qué es eso? ¿Cosas de la muchachada?

Vincenzo Insano dijo...

Con una camisa como la del mono pedí la mano de mi primera esposa.

Juan P. Rodriguez dijo...

Vaya peliculon de Jack Arnold. Lastima que no podamos disfrutar de ella en este país de espaldas mojás, aunque gracias a Dios tenemos el maldito emule para conseguir estas películas con mala calidad de imagen y sonido; y tambien existen los DVD de importanción con idiomas y subtitulos en extrangero. En fin, pelillos a la mar.

Balaoo dijo...

Una maravilla crepuscular de Jack Arnold, todavía no le pude clavar las uñas, pero ya vendrá. Abuelito, me siento sobre sus ancas para preguntarle qué opinión le merece la película: Dr. Renault's secret, 1942.
Un fuerte tirón de barbas!!

Ordel dijo...

Jack Arnold un artesano de los que ya no quedan. El tio hizo hasta cine Blaxploitation hasta en dos ocasines,una de ellas una Blaxploit de vaqueros.
La ultima peli que hizo para pantalla grande, fue una curiosa peli de intriga que aqui se llamo Conspiración en suiza, con un raparto la mar de curioso.

Gracias por traernos esta perla de su filmografia, que al menos yo no conocia.

Un saludo.

El Abuelito dijo...

Baloo: vaya al sábado 6 de septiembre en el Desván y encontrará allí lo que demana. Viva George Zucco, viva Carroll Naish!!

Piedras Blancas dijo...

Una peli del montón... impropia del GRAN Jack Arnold... Se echa mucho de menos el vigor narrativo de "La mujer y el monstruo", esta sí que era buena...

El Abuelito dijo...

Impropia no... ya que partiendo de un muy mal guión se las compone para sacar adelante el filme sin aburrir, respetando fielmente a la vez el universo arquetípico de las monster movies. Un argumento trillado no la condena per se a pertenecer al "montón". No de todas puede decirse lo mismo, y en toda repetición hay un placer, el del reencuentro, tan agradable y respetable como el gusto por la novedad. Los amantes del género lo sabemos bien...

Tyla dijo...

Jajaja!! Qué careto, el de la careta!