2008-10-25

Max Audaz

La nueva serie Ingleses y olvidados, presenta hoy a...
MAX AUDAZ
De la factoría británica IPC, responsable de algunas de las historietas más bizarras jamás realizadas, asoma este héroe entre las telarañas de las mansiones góticas que su profesión le obliga a frecuentar.

Se llama Maxwell Hawke, aquí lo bautizaron Max Audaz y sirve a este Desván para inaugurar otra etiqueta errática, dedicada a los tebeos ingleses, mira por dónde. A los más raros, extravagantes y olvidados. Y quién mejor para empezar que este cazafantasmas de principios de los sesenta, frecuentador de castillos, mazmorras y siniestros anfitriones, siempre acompañado de su secretaria, la muy swinging London Jill Adair.

Eric Bradbury es el genial autor de los dibujos. Oscuros, tenebrosos como manda la tradición, nunca faltan con este artista las legiones de murciélagos, los cementerios abandonados y los árboles muertos y retorcidos a la luz de la luna.

Por encargo de unos clientes casi siempre la mar de extraños, se enfrenta Maxwell a maldiciones hereditarias y lugares encantados en busca de maravillas que nunca logra encontrar. Como en las muy inglesas novelas de Ann Radcliffe, todos los fantasmas de Max Audaz acaban por desvelarse falsos. Eso sí, rodeados de admirable parafernalia y ejecutores de unos trucos que quisiera para sí el mismísimo Harry Houdini.
Gorilas, techos que descienden amenazantes, suelos que se abren bajo los pies, pinturas que cobran vida, espectros flacos lanza-rayos, pulpos gigantes y panteras negras, arqueros del más allá, halcones humanos, zombies haitianos... toda la iconografía del terror victoriano desplegada contra un solo hombre.

Vértice, la impía empresa de Barcelona, lo publicó por estos pagos en los sesenta. Destrozando el material original como era su malvada costumbre. Menos mal que las portadas de Florenci Clavé, con esos aparecidos relucientes y esa rotulación tan como de miedo, redimen la edición. Yo les he preparado este aperitivo visual, seguro de que como personas de buen gusto que son, servirá para excitarles el apetito.

14 comentarios:

angeluco10 dijo...

El detalle de los dos rombos es impagable.

El Abuelito dijo...

Como en la tele, sí, dos rombos advierten al público de su crudo contenido...

absence dijo...

Está usted que se sale, abuelo.

Carlos Abraham dijo...

Deben haber sido consecuencia más o menos directa (supongo) de las bellas películas sobre cuentos de Poe que por entonces hacía Corman. Muy interesantes historietas, en la tradición más clásica del horror.

El Abuelito dijo...

Ejem, son anteriores estas historias a las pelis de Corman/Poe/Price. Yo más bien las veo en la tradición de la novela gótica inglesa, de la que toman -degenerada- gran parte de su iconografía. Y de los seriales cinematográficos y el subgénero "casa encantada" que tanto proliferó en los 30/40, desde The cat and the canary en adelante...

DanielB dijo...

Este es de los tebeo de IPC editados por estos lares de los que creo (tengo la memoria muy mala) que nunca he leido nada, no se por que.., por que me encantaban los de Mitek, Zarpa de acero, Kelly y sobre todo Spider, y los alucinantes tomos de la editorial Rollan del Doctor Dinamo o el de Galaxus con Solano Lopez a los dibujos.
¿Me recomienda usted este Max audaz abuelito??

El Abuelito dijo...

Todos los de IPC son recomendables para los amantes de la extravagancia británica... Este cazafantasmas no es, desde luego, Spider (obra maestra sin paliativos), ni tan buena como las orgías de destrucción de Mytek en manos de Gogra... ni tiene dibujos del grandísimo Solano, como Kelly y las dos de Rollán que usted menciona... pero es la mar de divertido y más simple que un botijo, sobre todo la evocación de sus grotescos espectros, y esos castillos de folletín en los que discurre la acción... Véalo usted mismo cuando pueda, Don Daniel...

Vincenzo Insano dijo...

...Yo, como soy bajito, no tuve acceso a estos tebeos para mayores, tal como reza la tapa...

El Hijo del Trueno dijo...

Desde que dibujé El Hijo del trueno no me había divertido tanto...gracias Abuelito.
Algún día le contaré como y porqué publiqué un cuadernillo.

Captain Howdy dijo...

Pues yo me los perdí, no sé si por los dos rombos o porque los reyes magos no me traían ese tipo de regalos.

Recuerdo varios comics de terror que tenían mis padres por casa (todos con la advertencia de 'para mayores') y me agencié alguno jejeje.

Habrá que buscar por ciertos sitios de segunda mano que no saben lo que ven, haberlos.. haylos.

Salu2

Igor Von Slaughterstein dijo...

Arrghhh, orgasmo sensorial!! Que gran material el que se ve siempre en esta santa casa. Estos comics "old school" me encantan, aunque mayormente solo conozco el "fumetti" italiano y el superheróico "golden age". ¿Donde podría conseguir estas maravillas?

Admito mi ignorancia al desconocer estas maravillosas imágenes y algunas otras joyas que se mencionan en las sesudas firmas del libro de invitados (¿"Spider"? Me suena, pero ni idea...), y aun más sangrante en el caso de los detectives de lo sobrenatural, uno de mis temas favoritos.

Saludos!!

PAblo dijo...

Estas maravillas me da a mí que sólo las conserva el abuelito en su desván...

HAcia tiempo que no le visitaba e ignorante de mí no me daba cuenta de lo que me perdía.

¡Qué de cosas se aprenden en este blog!

Impacientes Saludos.

jordi dijo...

Max Audaz tuvo dos épocas muy diferenciadas. A partir del nº 6 (creo) la secretaria Jill fue sustituida por un ayudante llamado "Tommy" y un perro. Siempre he supuesto que se trataba de una serie distinta que la Vértice "rebautizó" bajo el título de Max Audaz para poder continuar la serie, pero tanto los dibujos como los guiones eran mucho más flojos que los de la primera etapa, donde resalta la aventura fraccionada en varios episodios "El hombre de las mil caras"

Manuel (Cedric) dijo...

Hola, he descubierto este blog por casualidad, y te doy la enhorabuena por preocuparte por un tesoro editorial desaparecido, y del que no hay forma de que se hagan reediciones, como son este tipo de cómics de ambientación inglesa.
Recuerdo con nostalgia, aparte de Max Audax, a "AFS Vengador del espacio", "Las marionetas de Dollman", "Zarpa de acero", "Archie el robot" y tantos y tantos títulos.
Gracias por ocuparte de despertarnos tan gratos recuerdos.
Saludos desde Valencia.