2008-07-26

Fantomas

FANTOMAS
Director: Paul Fejos. Con Thomy Bourdelle, Tania Fedor, Jean Galland, Georges Rigaud, Jean Worms. Francia, 1932
-
Ha caído esta tarde en Canal Desván la versión de Fantomas de 1932, la tercera tras los seriales de Feuillade y el americano de E. Sedgwick de 1920. La verdad, se la recomiendo a todos mis nietos amantes de la estética foletinesca y forofos del cine raro cuyo tiempo ha pasado ya.

Reproduce al dedillo si no la trama, sí el espíritu de las novelas de Souvestre y Allain, partiendo de una situación muy Old dark house que llena la primera media hora de pasillos góticos, sombras, pasadizos secretos y una recua de ricachones asediados por el inclemente Fantomas mientras en la noche ruge terrible la tormenta. Todo canónico, como ven, muy en la línea marcada recientemente por El legado tenebroso (1927) del gran Paul Leni, lo cual es garantía de fruto bien sabroso.

Se dan cita para gozo del espectador todas las constantes del género: una trama policial repleta de giros inverosímiles que permite cualquier tipo de trampa narrativa con tal de que sea capaz de hacer avanzar la acción y proporcione el clima de misterio y de una cierta irrealidad que este tipo de relatos exige.

Canónica la iconografía, el otro gran puntal del folletín. Una puesta en escena sobria, con las sombras justas, acompaña el devenir de los estereotipados personajes -la aristócrata millonaria, el tenaz comisario Juve, el elegante galán, el asesino sin escrúpulos- por una variedad de escenarios que va desde la mansión misteriosa a la clásica habitación cerrada pasando por un circuito de carreras de coches donde han de perpetrarse nuevas villanías.
-
Y un grupo de actores solventes, con un jovencísimo Jorge Rigaud -el San Valentín del cine español tan querido por el mefítico Parada y su Cine de Barrio- haciendo de muchacho noble, forzudo y simplón.
Fantomas, cuyo rostro permance oculto hasta el final, es tan malvado que la empatía con él se hace imposible, y eso a pesar de que está grandioso con sus atavíos de costumbre, la malla negra que le cubre todo el cuerpo y el elegante smoking con antifaz que luce en sociedad.

Un único pero, el desarrollo excesivamente lineal del argumento, apegado todo el tiempo a la peripecia del inspector Juve, verdadero protagonista condenado permanente a la frustración a pesar de su genio. Pero bueno, no importa demasiado, aunque el resultado quede un pelín frío... con la prodigalidad de disfraces, trucos y crímenes disparatados, ¿quién está para fijarse en semejantes menudencias?


6 comentarios:

^____^ dijo...

oooooooooooh! esto me suena de pequeña!!!! si si si en serio, Fantomas!!! era como el enmascarado jejeje

Igor Von Slaughterstein dijo...

Personaje imprescindible para pulperos irridentos como nosotros!! Seguro que se pasa un buen rato con este film. Mucho mejor que con los de Louis de Funes.

Y enhorabuena por el artículo sobre los asiáticos detectivescos, y a la espera estamos del señor Wong. Mucho hablar del racismo de la amenaza amarilla en estos años y mira la cantidad de héroes orientales que pululaban por alli.

Saludos!!

Anónimo dijo...

todo un gentleman malandrín este fantomas. Y que me perdone igor von de morning o como se llame... las de Funes las veía yo en programa doble en mi cole, allá por los primeros 80´s, y un respeto... a muchos chiquilicuatres nos enseñó a venerar a los villanosl, amar el pulp y odiar a los detectives botarates!

C. Rancio dijo...

Caray, abuelo, ¿está disponible en algún lado esta versión? después de ver el serial de Feuillade, me gustaría redondear el visionado con esta.

El Abuelito dijo...

Sí, señor Rancio. Yo la he bajado de la mula através de www.cine-clasico.com, creo recordar... eso sí, como esto del cine loco lo hace a uno políglota forzoso, la verá con buena imagen, en VO francesa y subtitulada en italiano.
Altamente recomendada.

El Abuelito dijo...

ed2k: 1932-Fantomas (Pal Fejos).avi [1.21 Gb]

Amuigo Rancio, este es el enlace. Espero le sea útil.