2010-06-23

Don Emilio Freixas y los Monstruos

LOS MONSTRUOS DEL SEÑOR FREIXAS

Quiero pensar, aunque mucho me temo que no sea así, que todos ustedes conocen siquiera sea de oídas a don Emilio Freixas, egregio dibujante, espejo de artistas, rey de los ilustradores del cuento de hadas. Reúne su línea depurada y sintética la herencia de los maestros ingleses del género, con Arthur Rackam a la cabeza, y la de los componentes de la escuela catalana, de la que puede considerarse tardío representante.

Proviene de la estirpe de Joan Junceda, Lola Anglada, Joan Llaverías, Gaietá Cornet, cuyos presupuestos estéticos modernistas lleva un paso más allá. Elegancia en la composición, en las maneras, en su amor por el detalle y lo ornamental; Emilio Freixas es responsable de fijar la imagen del universo feérico más propia del siglo XX español, casi siempre desde las publicaciones de editorial Molino.

Amante de la belleza, no es lo grotesco sino lo fantástico maravilloso el material que alimenta su trazo. Ved aquí una muestra de sus criaturas monstruosas, aquellas imprescindibles en todo cuento que se precie. Se realizaron en los años treinta, publicándose en diversos libros reeditados durante décadas. Caperucita Roja o Aladino, fácilmente identificables, se unen a las estampas japonesas y escandinavas creadas para la Colección de Cuentos de Hadas de Molino. Lástima que al ser este el padre de los editores del pulp hispano, el color de sus páginas torne más amarillo que ninguno. Modesto precio a pagar a cambio del disfrute de tan colosal patrimonio gráfico...


El mozo que alegre brinda y bebe con la muerte; la niña devorada entre las fauces de un lobo pocas veces tan carnívoro; un anciano danzando entre los demonios; un ogro que asoma en la foresta; el pavoroso genio que se pone al servicio de Aladino; la rata humillante y dominadora; el vampiro oriental de la Puerta de Rashomon: allá donde el mundo de hadas conecta con las pesadillas. Como la misma vida, sin los edulcorantes que hoy día tanto gustan de imponer los nuevos guardianes de la infancia...
Piquen encima de las imágenes y verán ustedes el prodigio con sus propios ojos...

12 comentarios:

Galderich dijo...

Abuelito,

Es curioso como Freixas no ha pasado el peldaño de la fama popular como los otros ilustradores catalanes que cita.

Las ilustraciones que ha seleccionado son una buena muestra de un autor a reivindicar a pesar de la mala calidad del papel en el que se imprimieron. O quizá por ello es aún más reivindicable porque sabiendo la calidad de la edición supo dar lo mejor de él mismo.

Impresionantes perspectivas y movimientos de sus personajes. En fin, una delicia!

angelpito injurioso dijo...

Yo si conocia al Freixas por un libro que tengo desde hace años en el que salen sus hadas.

Sap. dijo...

Y no olvidemos la labor divulgadora de don Emilio, Abuelito, con sus decenas de cuadernos "para aprender a dibujar", algunos de los cuales me alcanzaron en mi tiempo escolar. ¡Aún guardo una cabeza de perro cocker que dibujé y que fue pasmo de aquellos gandules educadores! (Quiero decir que guardo el dibujo, no una cabeza de perro de verdad, momificada. Eso ya es más propio de Ud.)

El Abuelito dijo...

Vaya, que todavía aquí en mi ciudad se venden aquellos cuadernos de dibujo editados por el Sucesor de E. Messeguer, me parece recordar... con ellos aprendió a dibujar una buena cantidad de españoles. Tiene Freixas además otro curso de dibujo, de nivel más profesional, editado en varios tomitos de bolsillo cuyo nombre ahora no recuerdo pero del que creo se habla en www.pulnivoria.wordpress.com , un lugar lleno de sabiduría... voy allí a consultarlo para salir de dudas...

Vivaldo Moore dijo...

¡Caramba, qué trabajos! De Freixas padre sólo conocía los libritos para aprender a dibujar, que aún pueden conseguirse aquí en la Argentina. Pero viendo esto entiendo mejor de dónde viene la maestría de Carlos, a quien admiro enormemente.

Emilio Freixas dijo...

En nombre de los herederos de Emilio Freixas y Carlos Freixas (su hijo) que después de la muerte de Emilio continuó su obra docente publicando libros como el dibujo a pluma o el dibujo de retratos, muchas gracias por su reconocimiento. La verdad es que la editorial Messeguer fue vendida en su dia y la continuadora no dedico demasiado tiempo o entusiasmo o quizas no supieron mas, actualmente los herederos de estos autores y también los herederos de Messeguer estamos relanzando su obra. Pueden consultarla en http:www.freixas.es.
Muchas gracias

miquel zueras dijo...

Mi padre, pintor aficionado, veneraba al gran Freixas. Aún conservo su cuaderno para aprender a dibujar caballos (me cuestan muchísimo dibujarlos bien) Por cierto que el lobo tiene una expresión de lo más libidinosa y esa Caperucita me recuerda a las Lolitas japonesas. Borgo.

Luis Miguez dijo...

Losdtales cuadernos de aprendizaje de dibujo de Freixas, habida cuenta de como son los derroteros de este tipo de autores, pueden estar entre sus obras más celebradas...

Aparte, me alegro de haber conocido estas ilustraciones infantiles, tan inspiradas. Veo a este dibujante con otros hijos, e intentaré investigar un poco más al respecto.

Anónimo dijo...

Abuelito:

si bien le parece, y por apoyar el tema, algunas cositas de cuando estaba entre tebeos:

>>
SERIES:
1935 Dos años de vacaciones (en Mickey)
1935 Viajes de Gulliver (en Mickey)
1935 El Halcón del Mar (en Mickey)
1939 Chatillo, Federico y el Coronel Bustamante (en Chicos, época I; en Chiquitito, época I, en 1942; y, de nuevo, en Chicos, época I, en 1943); ilustraciones sobre relatos de José María Huertas Ventosa; después, como historieta en Chicos, época III, en 1954, con imágenes de Borné
1941 El Capitán Acero en Méjico (en Chicos, época I)
1941 La Isla de los Volcanes (en Chicos, época I)
1942 El Caballero sin Nombre (en Chicos, época I); después, Guerrilleros Españoles
1943 La gran hazaña de Primo Villa (en Chicos, época I), sobre guiones de José María Huertas Ventosa
1943 El secreto de la guía telefónica (en Chicos, época I), sobre guión de José María Huertas Ventosa
1944 El Tesoro de las Montañas Azules (en Chicos, época I)
1944 Sadhú (en Chicos, época I; en Chicos Almanaque 1948; en Chito, en 1974), sobre guiones de J. Canellas Casals
1945 El Misterio del Murciélago Humano (en Chicos, época I), sobre guión de J. Canellas Casals
1945 Los Dragones del Tíbet (en Chicos, época I), sobre guión de J. Canellas Casals
1945 Capitán Misterio (en El Gran Chicos; en Chicos, época I, en 1949), sobre guiones propios y de otros autores
1946 Sir Black (en Chicos, época I, y su Alma-naque 1947), sobre guiones de J. Canellas Casals
1947 Alas Negras (en Chicos, época I), sobre guión de J. Canellas Casals
1949 La confesión de un muerto (en Chicos, época I)
1974 El monstruo extraterrestre (en Chito), sobre guión de J. Canellas Casals

MONOGRAFÍAS:
1945 Capitán Misterio (Freixas y Cía.: Mosquito)
1973 El Capitán Misterio: La Secta de Saong (Pala: Noveno Arte, núm.3)
1974 La gran hazaña de Primo Villa, y otras historias (continente de La gran hazaña de Primo Villa, Capitán Acero en México, Lucharé por ti, En la selva de Gazhipur; Grafimart: Chito Extraordinario)
1978 Emilio Freixas (Club Amigos de la Historieta: Los Grandes de la Historieta, núm.1)
1982 Sir Black y El Murciélago Humano (Revival Comics: Autores Españoles)
1982 El secreto de la guía telefónica / Los dragones del Tíbet (Ibercomic: Tebeos de Enton-ces)
>>

JC
--

Lazoworks dijo...

Oh... Abuelito... Son dibujos excelentes!!!
Ya le tomé prestado alguna imágen para mi (otro) blog, y con el de caperucita y el lobo no me puedo resistir... Supongo que no le importará...
Francamente sobervio, de verdad.

El Abuelito dijo...

Un reconocimiento necesario, señores Freixas, porque con su ancestro aprendí a conocer la geografía maravillosa del cuento de hadas...

Sabio Cuadrado, tan preciso y oportuno como siempre. Gracias por su nómina de tebeos del gran Freixas; más adelante irán apareciendo varios por este blogo...


Señor Lazoworks, tome cuanto quiera, e investigue, que el resultado seguro que vale la pena...

padawan dijo...

Yo también aprendí a dibujar con los cuadernos de Freixas, aún los tengo por casa. Hizo una gran labor y es una pena que no sea más reconocida.