2009-07-23

Zara, la Mística

Grandes personas con bigote se complace en presentar a
TOD BROWNING

THE MYSTIC
Director: Tod Browning. Con Aileen Pringle, Conway Tearle, Mitchell Lewis, Robert Ober. USA, 1925

No hace falta presentar demasiado al caballero que accede hoy a nuestro bigotudo panteón. San Tod Browning debe ser viejo conocido de ustedes, aunque sólo sea por haber dirigido a Lugosi en Drácula, o al menos esos espero... Inseparable de Lon Chaney, autor morboso de un cine raramente enfermo, atormentado y retorcido, como nos gusta por esta casa. Un heterodoxo vocacional.

Para presentárselo traigo una de sus películas menos vistas, The Mystic. De sus grandes filmes ya les hablé en alguna ocasión y si no lo he hecho yo, hay otras páginas donde les instruirán adecuadamente. Aquí en el Desván, ya conocen mis costumbres, siempre se priman las rarezas, caprichoso que es uno. Vuelve Tod con uno de sus melodramas criminales, especialidad en la que es maestro consumado. Bien es verdad que a pesar del prometedor argumento carece del punto febril y alucinado de sus mejores obras -West of Zanzíbar (1928), The unknown (1927), Freaks (1932)- lo cual no quita para que sea pasto obligado del cinéfago de verdad.





Historia menor, si se quiere, pero en la que asoman de nuevo las viejas obsesiones del cineasta que tanto nos atraen: el mundo de las atracciones de feria, la ambigüedad moral, la redención del crimen por el amor, la conversión y expiación. Y la querencia por el fantástico, en forma de sesiones de espiritismo con círculos de manos entrelazadas y apariciones ectoplásmicas incluidas.

La codicia une a un estafador yanqui con Zara, una gitana húngara que va en carretón de pueblo en pueblo haciendo números de magia, junto a su padre y una compañía de equilibristas y perritos amaestrados. Trasladados a USA, la cíngara se presenta ante la buena sociedad de New York como virtuosísima médium, consiguiendo pronto una clientela de crédulos milonarios a quienes despojar.




Celos, codicia, acción, mezquindad y sobre todo unas sesiones espiritistas que devuelven el Browning más irracional, capaz de componer prodigiosas imágenes. Realización más plana de lo corriente, sí, pero con damas empuñando revólveres, feria ambulante, fantasmas de pega, lanzadores de cuchillos e insanía moral. Más que de sobras para aplaudir esta serie B...

10 comentarios:

miquel zueras dijo...

Abuelito: Browning era un genio, aunque preferiría que se le recordara más por su obra maestra -Freaks- o incluso La marca del vampiro que por Drácula que no es una película del todo redonda a pesar de Lugosi. Borgo.

angelpito injurioso dijo...

¡Que grande,el Browning!

El Abuelito dijo...

No se pierdan, que con un poco de paciencia se las taresrá la mulita, The unknown y West of Zanzibar, que igualan en morbo y mal rollo a la inolvidable Freaks.
Y echen un vistazo a la obligada narco-comedia The mystery of the leaping fish, cortometraje en el que verán a Douglas Fairbanks drogándose sin parar del modo más alegre que pueda concebirse. Háganme caso, no se arrepentirán!!

Sr. Feliú dijo...

Venerable Abuelito:
Vista hace años en pantalla grande, "The Mystic" dejaba un regusto agridulce por la morosidad de algunos momentos en que el melodrama policial se imponía sobre los elementos más desmesurados.
Don Tod se manejaba siempre mejor en el exceso, al que confería una humanidad inesperada. Por eso sus colaboraciones con Lon Chaney son tan brutales como esenciales.
Sus dos recomendaciones inmediatamente anteriores, como las dos versiones de "El trío fantástico" o "Muñecos infernales", son buena prueba de ello y "The Unknown", conocida por aquí como "Garras humanas", es, sin duda, una cumbre del fantástico, del terror, del melodrama y, sin necesidad de que me apuren, del cine romántico.
Aunque seguro que sus nietos ya están al cabo de la calle, por uno que no quede.
Su nieto que le quiere, Sr. F.

Lazoworks dijo...

Bravo Abuelito! De Browning me encanta La marca del vampiro, Freaks y Muñecos Infernales con Don Lionel Barrymore travestido de tierna abuelita (¡me encanta!). Pero sin lugar a dudas, mi corazón le pertenece a la fascinante Garras Humans con el GRAN Lon Chaney!! Solo por esta película merece que le hagan un monumento, tanto a Browning como a Chaney!

Muchas gracias por darnos ha conocer esta rareza del maestro!!

Haciendo Amig@s dijo...

El mejor Browning era el que llevaba tan lejos las historias que entraba de lleno dentro del surrealismo más salvaje, probablemenbte de forma involuntaria, pero no por ello menos hermosa. Su alcoholismo galopante seguro que le ayudó en esos saltos creativos de gigante.

Ferdinand Von Galitzien dijo...

¡Vaya por Gott!... extraña y ciertamente preocupante, la coincidencia, el que los astros ordinarios, esto es, lunas con cráteres o meteoritos de formas abruptas, se hayan alineado con astros elegantes, es decir, planetas con bellos anillos, para que el Herr Abuelito y éste su Herr Graf hayan decidido y disfrutado al alimón, de dos excelentes y bizarros filmes de Herr Browning...

Si usted, mein lieber Herr Abuelito, como sus melenudos adlátares, gustan o profesan adoración por los retorcidos, oscuros e igualmente bellos filmes del director americano, no se pierdan entonces "The Wicked Darling", primeriza e interesantísima obra de Herr Browning de la cual tienen más noticias al respecto y ahora mismo, en el diario moderno de éste aristócrata teutón.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

hola Abuelito, paso a dejarte un saludo. Todo esto me ilustra bastante para crear mis comics.
saludos.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

a propósito, quería preguntarte, dada tu experticia en estos temas, después de todos estos logros y entramados increíblemente variado en cuando a la exploración mental de las tramas narrativas. Que temáticas podrán tratarse ahora? como aprovechar toda esta herencia cultural cinematográfica y grafica en producciones nuevas? será posible algo mejor o nuevo actualmente? que opiniones tienes sobre ello y especialmente que temáticas me aconsejarías tratar en comics?
A la expectativa de tu respuesta me despido,
D.Javalee.

El Abuelito dijo...

Querido nieto Dimo, se sumerje usted en cuestiones muy hondas... No sé exactamente, por mi naturaleza más de voyeur que de creador, cómo puede aprovecharse este bagaje de conocimientos d ecara a producir nuevas obras... también ignoro si es posible facturar algo nuevo, cuando todo parace haber sido dicho...
Creo que la novedad surge de la revisitación y mezcla de elementos y lenguajes de este rico pasado; muchos de ellos resultan hoy olvidados, cuando no han agotado en absoluto su potencial... Vale la pena trabajarlos, familiarizarse con los estilos que más le agraden y combinarlos, tanto entre ellos como con su propia visión del mundo.
Lo que ya no me atrevo es a dar consejos. Eso si que me lo impide mi avanzada edad...