2009-06-03

A la conquista del Polo

A LA CONQUISTA DEL POLO
Director: Georges Meliés. Con actores desconocidos. Francia, 1912

Ay, nietucos, hay ocasiones en que la cosa esta de la mula cibernética -que bendita sea su existencia mal que le pese a las autoridades- da unas alegrías tales que a punto están de acabar con mi frágil corazón, más avezado a disgustos y rabietas que a gozosas nuevas.

Un alma bondadosa ha puesto a disposición de los pobres los cinco Dvds, cinco, que componen la impecable reedición restaurada de la obra completa (que se conserva) de San Jorge Meliés. Un universo de inusitada belleza rescatado, al alcance de todos los españoles.

Ayer me vi una de la que sólo había oído hablar, A la conquista del Polo, producción de 1912 considerada uno de los proyectos más ambiciosos de su realizador. Quedo sin palabras. Es tal la belleza y fascinación que emana de cada uno de sus planos que no puedo evitar que una fuerte emoción me embargue durante la proyección, hasta que pierdo el oremus, la objetividad y hasta el sentido común.

Para el inveterado cinéfago visionar Meliés es retornar al ojo virginal, tener el privilegio de convertirse en el asombrado espectador que descubre el cine por vez primera. Las tramoyas teatrales, los trucos, la estética, el vestuario, los cartones pintados, todo conforma un mundo aparte de la realidad, en el que encima y por efecto del tiempo transcurrido, tan fantásticos aparecen las hadas o los duendes como cualquiera de los señores con chistera y mostacho que tanto se prodigan.




Narra este mágico cortometraje (no llega a veintidós minutos) la carrera emprendida por distintos vehículos a cual más estrafalario hasta el Polo, centrándose en el viaje realizado por el Aerobús del Ingeniero Maboul, especie de avión coronado por una testa aviar. Una delegación de representantes de distintos países la tripula; me confortó descubrir entre ellos al español señor Cerveza, inconfundible gracias a su sombrero mejicano y sus melenas negras.




Llegados a su destino, los profesores se ponen a bailar y reír hasta que se topan con un gigante de hielo que fuma en pipa y devora a algunos de ellos, indudablemen-te la estrella del filme, primer coloso antropomorfo en aparecer en celuloide.


Comedia maravillosa, fantasía como de cuento y sobre todo una joie de vivre (esto siempre queda mejor ponerlo en francés) que se conserva contagiosa e intacta cien años después. Ahí les dejo ahora, que voy a tomarme otra de las píldoras de la eterna juventud del Doctor Meliés. Si ustedes fuesen cabales, lo mismo harían.

12 comentarios:

Sr. Feliú dijo...

Venerable Abuelito:
Entre los intérpretes puede consignar usted al propio monsieur Méliès como el profesor Maboul.
"A la conquista del Polo" es una de las últimas producciones del mago del cine, que a al altura de 1912 ya andaba al borde de la ruina, intentando mantener su independencia y con un hermano manirroto, el bueno de Gaston Méliès, a cargo de la Star Film en Estados Unidos.
Corro a por mi receta. ¿Puede indicarme el volumen?
Su nieto, Sr. Feliú

MANOLÍN dijo...

el tentempié que se sirve hoy en el desván es fenomenal.

viva la fantasía viejuna, sin censuras ni corsés!!

glorioso el tío jorge!!

angelpito injurioso dijo...

Aqui en espain tuvimos a nuesto propio Melies:Segundo de Chomon.

C. Rancio dijo...

¡Atención al profesor CERVEZA, de España!

Lazoworks dijo...

Pues fijese que hace relativamente poco intenté hacerme mediante la mula de El Hombre de la cabeza de goma y no la encontré...
Me haré con esta joya, si señor!

Yo dijo...

Abuelito, abuelito! No se si conocerá este volumen editado en francia:

http://culture.france2.fr/livres/coups-de-coeur/44590028-fr.php

Esta lleno de cientos de diseños del propio Melies y de fotografias de los "Making of" de sus peliculas (como por ejemplo la construccion y el manejo del gigante de hielo), todo un documento.

El Abuelito dijo...

No lo conocía este libro que me indica, señor Yo... y parece altamente interesante...

C. Rancio dijo...

En la librería La Central de barcelona lo tienen, abuelo. Y doy fe de que es un hermoso volumen.

angeluco10 dijo...

Para Melies no hay palabras,el mejor mago del mundo y re-inventor del cine en su faceta de entretenimiento.

PAblo dijo...

¿Se puede decir obra maestra? Se puede decir. Que mágicamente atemporales son sus películas.


Impacientes Saludos.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Un poco de Melies y se alegra cualquier día, eso está más que claro.

Saludos!!

txemacantropus dijo...

Me he tomado dos Méliès , tengo unas subidas altas de fiobrevivercionel y Gastón-Istambul