2008-06-23

Fantomas en Baleares

FANTOMAS EN MALLORCA

¡Hola, nietucos! Estoy tan contento que no van a tener más remedio que aguantarme rollos personales, de los que saben el Abuelito no suele revelar. Mas esta es ocasión que lo merece, así que a fastidiarse, que algo de provecho sacarán.

Llevado de mi refugio casi a la fuerza hasta la principal de las Islas Baleares, vime estos pasados días por aquellos pagos con motivo de un magno acontecimiento relacionado por secretas razones con la génesis de este electrónico Desván.

Cerca de la catedral de Palma está la más grande joya que alberga Mallorca: el delicioso establecimiento El bazar del libro, refugio de cuanto papel viejo pueda imaginarse, amontonado con gusto sabio por su cordial propietario. Ah, qué maravillosas pilas se vislumbran en gozoso desorden, del suelo al techo. Donde menos se le espera salta el tesoro. Recuerden, nietos viajeros: en la calle del Santo Cristo, junto a la plazuela de Santa Eulalia.

Entre otras cosas, estos tomos de Hazañas de Fantomas cayeron anteayer. Es edición muy rara de ver, primera en nuestra Piel de Toro, de la que da noticia el imprescindible estudio Del folletín al bolsilibro del maestro Fernando Eguidazu. Por si el gran Don Jorge lee esta entrada, acompaño imágenes del último índice de títulos disponibles y de la primera página de un ejemplar. Las portadas están firmadas por C. Baró y fechadas en 1912, cuando salieron a la calle por primera vez, seguramente.

Hala, ya han aguantado la perorata. No dirán que esta vez no ha valido la pena.

10 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Hala!! Vaya joyaza!!! ¿Y la cuestión monetaria? Porque esto practicamente son incunables.

Saludos y a disfrutarlos.

carlos dijo...

Abuelito:

Estuve leyendo la lista de títulos que aparece en una de las fotos, y resulta que esa colección de Fantomás fue reimpresa (seguramente de forma pirata) por la Editorial Tor (Argentina) a mediados de los años 30, para su "Colección Misterio".

Los títulos son idénticos en ambas colecciones, por lo que presumo que Tor utilizó (como lo haría posteriormente muchas otras veces) las traducciones peninsulares para sus propias ediciones.

Tengo casi concluido un libro sobre Tor, y éste constituye uno de los muchos pequeños misterios que me interesaba resolver.

Creo, abuelito, que su maravilloso desván no tiene nada que envidiarle a la biblioteca de Alejandría.

El Abuelito dijo...

¿Un libro sobre Tor? Por favor téngame al tanto que me interesa mucho. De Tor, aparte de títulos sueltos y de algún tebeo (Pif Paf, creo recordar) tengo por aqui los Tarzanes. Es una editorial con la que simpatizo muchísimo, no deje de informar!!

El Abuelito dijo...

Me palce comunicarle, don Igor, que en el bazar del libro los precios son de persona humana, estos Fantomas... ¡no llegaron a dos euros por barba!!

PAblo dijo...

Pues si los pone usted a la venta en alguna subasta virtual de esas que tan de moda están seguro que le saca algo más (aunque claro estas cosas no se venden).

Impacientes Saludos.

El Abuelito dijo...

Para que los tesoros del Desván salgan a subasta mucho me temo que habrá que esperar al óbito de este anciano.

donjorge dijo...

Pues sí, abuelito, casi todas las noches entro en el desván y casi siempre encuentro agradables sorpresas como ésta última. ¡Vaya compra! Lo de menos es el precio, en este caso, lo bueno es el hallazgo. Tomo nota de inmediato de la lista y demás datos de la serie. Creo tener por mi trastero un ejemplar de ésta colección y si lo encuentro, mandaré su portada para el disfrute de todos.
Don Carlos, me apunto al libro de Tor y aunque seguro que tiene más datos que yo, en su archivo de Tor, me tiene a su disposición para lo que guste.
Saludos amigos

C. Rancio dijo...

Abuelo, ¿ese Prisionero de Fantomas, es el episodio en que nuestro malvado favorito tiene preso a un príncipe alemán bajo las fuentes de la plaza de la Concordia de París?

El Abuelito dijo...

Lo leo y le indico, señor Rancio.

angeluco10 dijo...

¡¡¡Fantomas-tico!!!.
¿1912,dice?.
¡Si no es por el abuelito cuántas cosas bellas me estaría perdiendo!.