2008-04-17

Attack of the Puppet People

ATTACK OF THE PUPPET PEOPLE
Director: Bert I. Gordon. Con John Agar, June Kenney, John Hoyt, Jack Kosslyn. b/n, USA, 1958.

Ea, la verdad por delante: cuando el otro día supe que la iban a dar en la tele, pensé: "Hala, ya nos saldrá Don Humberto I. Gordon con sus gigantes y sus enanos, que para eso se ha pasado más de treinta años dedicado a alterar los tamaños de cuanta criatura ha podido y hacer luego con ello una película". Para algo es el responsable de Amazing colossal man, War of the colossal beasts, El imperio de las hormigas, The cyclops, Village of the Giants o las dos partes de El alimento de los dioses. Y vaya, no me engañaba. Sólo que aquí está Bert Gordon en estado puro, de gracia. Inconmensurable en sus manías y limitaciones, y más acertado que nunca.

El argumento, claro está, gira en torno a la reducción de personas. Un fabricante de muñecas -más bien un artesano del gremio- triste y solitario se dedica a encoger seres humanos al tamaño de una Barbie, en su paupérrimo laboratorio de Manhattan.
Es persona muy amable y amiga de los niños, un ser bondadoso con este único vicio, que dicho sea de paso, ejerce sin ton ni son ni sacar aparentemente beneficio material alguno. Saca a los muñecos de su letargo inducido, los pone a bailar rock n´roll, a beber mini botellas de champagne, a vestirse de etiqueta... hay que decir que la mayoría de reducidos aceptan con mucho agrado esta vida, entre lo vegetativo y lo lúdico, y se lo pasan la mar de bien (como en el mundo real, vamos). Hasta que le dé por empequeñecer a las personas equivocadas, que le saldrán respondonas y alterarán las constantes de su querido universo cuasi intrauterino.

Un modelo de serie B, con sus buenas dosis de locura, bien narrado, coherente y si me apuran, hasta comedido y todo. Qué contento estoy, que por fin puedo poner a mi querido Humberto Gordon entre los grandes de esta casa. ¡Viva!

3 comentarios:

ID dijo...

Yo aquí me parto el nabo y aprendo, Abuelito, ¡mecagüenlamar qué majo blog !

El Abuelito dijo...

Muchísimas gracias, señor Id. Continúe siendo un nieto aplicado y acabará como yo, metido en un desván y arrenegado del mundo. ¡¡Grrrrrr!!

Ferdinand Von Galitzien dijo...

MEIN GOTT!!!... Para que luego proclamen ustedes a los cinco vientos las rarezas de la aristocracia...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien