2011-04-08

Tarzán entre los indios shoshones - 1

Nuestra colosal galería de Tarzánidos Célebres presenta : KIOGA, EL HALCÓN BLANCO
Ya era hora de que pasease por este Desván el señor Kioga, alias Halcón Blanco, uno de los más singulares y efímeros tarzánidos de cuantos el mundo ha conocido. Habita Kioga un mundo perdido hecho a su medida, isla situada más allá de los hielos polares donde moran quienes desde allí se trasladasen, en épocas pretéritas, hasta el continente americano: los indios pieles rojas, de quienes este pueblo de allende las nieves es directo antepasado.

--------------------------------------- Llegaron los papás de Kioga hasta esta tierra olvidada a bordo de un barco naufragado, sólo para perecer más tarde a manos de una tribu de salvajes emplumados. El niño blanco criado entre los indios no tarda en ser expulsado de la tribu, pasando a residir en los bosques bajo el padrinazgo de un gigantesco oso que le protege y de un colosal puma plateado que secunda sus correrías. Infancia tarzánida clásica, entre bosques a lo canadiense -poblados por tigres, leopardos y otras fieras- en lugar de selvas africanas, y entre personajes propios del Oeste americano en vez de los consabidos gorilas y negros hostiles. Cuando crezca, Kioga el Halcón Blanco vivirá solo, cazando y ejerciendo de justiciero de cuando en cuando, hasta que una expedición de blancos compuesta por piratas, millonarios y bella muchacha arribe a las costas de su hogar... Como Tarzán, Kioga aprende a leer con libros encontrados entre los restos de un buque naufragado, de modo que cuando los blancos llegan a su isla, él se ha hecho todo un hombre civilizado capaz tanto de derrotar un tigre a cuchilladas como de conversar sobre la belleza de la literatura clásica inglesa. Nació Hawk of the Wilderness de la mano del escritor William L. Chester en el magazine Blue Book entre 1935 y 1938, con cuatro novelas cortas que Molino recopiló para el público español en 1939 en un solo volumen de su Biblioteca Oro, adornado por las ilustraciones originales americanas del artista Herbert Morton Stoops. No tiene nada que envidiar el estilo de Chester a la prosa de don Edgar R. Burroughs, patrón del género, exhibiendo idéntico -y envidiable- vigor narrativo, haciendo que tome vida ante el fascinado lector un mundo previsible, estereotipado y subyugante.

Criatura pulp estrictamente ortodoxa, no es de extrañar que el cine posase en él su mirada. Mas de ello les comentaré en la próxima entrada, que todavía me falta ver algunos capítulos de su adaptación al celuloide. En breve les pongo al corriente de asunto tan trascendente....

12 comentarios:

Lazoworks dijo...

Atento estaré a la siguiente entrada de este "tarzán"... Por cierto, pasese por mi blog, Abuelito, a ver si le gusta la entrada que he preparado, jeje.

Luis Miguez dijo...

Pues parece demencial...

Altés dijo...

Sí Abuelito, veo que aumenta a pasos agigantados su grandiosa galería de tarzánidos con este "Halcón Blanco" que gracias al buen criterio de Don Pablo Molino pudo incorporarse a nuestro Blue Book hispano (con permiso de La Novela Azul de Juventud): la serie azul de la inmarcesible Biblioteca Oro.

Quienes todavía no hayan probado las delicias azulencas que esta colección esconde, no deberían perder un segundo e ir al primer quiosco o librería de ferrocarriles que encuentren para llevarse alguno de sus maravillosos títulos por sólo... ¡90 céntimos!, aunque el ejemplar de nuestro valetudinario mentor haya costado 30 centavos de peso por venir del otro lado del Atlántico.

¡Me descubro una vez más ante su exquisito gusto a la hora de escoger lecturas entre los mugrientos papeles de su desván Abuelito!

Anónimo dijo...

Asombrosa erudicion, como siempre. ¿Qué se sabe de tan excelentes ilustraciones?

El Abuelito dijo...

Pues casi nada, lamentablemente, salvo que fue una de las poquísimas veces que Biblioteca Oro no encargó a un dibujante español la reralización d elas ilustraciones.. Mejor, pues estas tienen un sabor pulp fuerte y pronunciado, como debe ser, y cuentan además con la perfección técnica que no adorna, ay, a algunos de los ilustradores españoles de la época... Salimos ganando, pues!!

El Abuelito dijo...

Verdaderamente, señor Altés, la Serie Azul esonde tesoros incalculables para quienes todavía amamos sin ironía el espíritu de la aventura de cuando aún se permitía ser inocente...
Yo es ver turbantes, tropas coloniales, negros asalvajados, señores con salacot e intrépidas damas, y perder el oremus... Primario que es uno, por fortuna, pienso, que buenas alegrías me da la afición...
¿Qué le voy a a contar a usted, Pulpero Máximo y Sabio entre Sabios...?

Lorenzo/Fotos Antiguas de Mallorca dijo...

Que maravilla de blog que acabo de encontrar. A veces clicando en las fotícos que hay en los bloguers aparecen joyas como la suya.
Tiene un nuevo seguidor a partir de ahora..

El Abuelito dijo...

Muy agradecido por su adhesión, don Lorenzo, máxime cuando mis antepasados se encuentran todos en sus isleñas tierras, entre Felanitx y Sóller...

Anónimo dijo...

Illustration are by US artist Herbert Morton Stoops (under the nome de plume Jeremy Cannon)
http://www.societyillustrators.org/Awards-and-Competitions/Hall-of-Fame/Past-Inductees/2009---Herbert-Morton-Stoops.aspx

El Abuelito dijo...

¡Joroba, don Anónimo! ¡Valiosa información!

Kioga70 dijo...

Hola Abuelito,me parece genial este blog y mi nombre fué sacado de este libro, me llamo Kioga Carrasco y tengo en mi poder una edición muy amarilla y quebradiza de este libro, un gran saludo y me pasaré más seguido por aquí.

El Abuelito dijo...

Don Kioga, bienvenido!! Con tan ilustre nombre, ¿cómo no ser acogido en este desván?