2011-04-22

In venere semper dulcis est dementia

Mandan estas fechas de recogimiento que les traiga su Abuelito lecturas edificantes, añejas como esta de hoy, novelita pía llena de amor, de dios y del otro. Se publicó en los años veinte, hace casi una centuria, en la sicalíptica colección La Novela Pasional. Eran los tiempos de la dictablanda del General Primo de Rivera; unas cuantas páginas les muestro, ilustradas por alguien con el seudónimo de Eros y redactadas ejemplarmente por un dudoso Abate de Voijenon.





Es texto divertidísimo en torno al Mal de Vapores que sufre una joven duquesa casada con un hombre mucho mayor que ella, y de las devociones y ejercicios que de la mano del apuesto Henri Roch conducirán finalmente a su curación. Una práctica de sexo sacro que el mismísimo San Aleister Crowley no hubise desdeñado en absoluto.

Una prosa deliciosa, llena de fino humor, va describiendo el camino espiritual. Oraciones, disciplinas, éxtasis, gusto por el ritual y el subterfugio: temas muy propios de la religión cristiana, según todos hemos aprendido.





Y finalmente, la curación. Más laica que otra cosa, es verdad, pero curación al cabo. Y como tal, algo milagrosa, como tantas otras que públicamente con tanta entrega se celebran...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi estimado Abuelito:

Trátase, me parece, de un opúsculo titulado "Húmedos Ejercicios de Devoción", reeditado por una más que dudosa casa especializada en grimorios y demás hierbas esotéricas, la Editorial Teorema.
Sírvase usted:
http://www.iberlibro.com/buscar-libro/autor/voisenon-abat%E9-de/sortby/3/
Un saludo de un admirador sincero,

Lorenzo/Fotos Antiguas de Mallorca dijo...

Me ha encantado la prosa de este relato. No se puede decir más con menos. Y lo de hacer la obra de Dios me lo apunto para la proxima vez...
Un saludo abuelito.

Anónimo dijo...

Santificarás las fiestas. Delicioso.

SUPPORT ANIMAL LIBERATION FRONT dijo...

Parece que en efecto ese buen Abate existió en la Francia libertina del XVI. Se llamaba Claude Henri Fusée y llegó a ser vicario del Obispo de Bolonia.La Wiki glosa brevemente su bizarra vida:
http://en.wikipedia.org/wiki/Claude-Henri_de_Fus%C3%A9e_de_Voisenon
Gran personaje. Seguro que sus libritos corrían de mano en mano entre los sacerdotes españoles de la época.

Galderich dijo...

Apliquémonos a la lectura devota...

El Abuelito dijo...

Ya lo sabe don Galderich, a dos voces hay que hacerlo: "por el amor..." "...de Dios"

El Abuelito dijo...

Signor Formica, muchas gracias por la información. Investigaremos esa línea abierta por usted...

El Abuelito dijo...

Anónimo primero, mi edición es la reeditada -valga la redundancia- por Renacimiento, fascimil de la de La Novela Pasional... A todos se la recomiendo!

Sap. dijo...

.
Querido Abuelito:

¡Y cuánto bien hacen estas lecturas a los que ya peinamos venerables canas! Tan salutífero ejercicio, y más en estas fechas primaverales, hace que los humores rebullan e incluso escapen con fuerza impelente de otros tiempos... Ay, quién tuviera a mano a una moza aquejada de mal de vapores a la que sanar por el expeditivo método del aquí te pillo aquí te mato...