2010-03-03

Viejo cine en episodios

DON CARLOS Y LOS SERIALES
Que los libreros de lance son una especie de mercaderes necesarios para la supervivencia humana, es cosa que seguramente todos ustedes, adictos al papel amarillento, saben tan bien como yo. Por mucho que gusten de aprovecharse de nuestra enfermedad y exprimirnos con sus precios... ¡qué sería de nosotros sin estos alejandrinos conservadores de lo efímero!

Viene la perorata a cuenta del hallazgo que ayer realicé en uno de tales establecimientos, en los que me siento casi tan a gusto como en el mismo Desván. Nada menos que el único estudio monográfico publicado en España sobre mis amados seriales -con permiso de la enciclopedia El Cine de Buru Lan, que sabiamente les consagra un capítulo entero- escrito por un prosista de primera, el antiguo republicano, hoy nacional, don Carlos Fernández Cuenca, crítico de cine en el Madrid de la inmediata posguerra. Viejo cine en episodios es su nombre. Pásmense con la belleza de la portada...

Publicó esta joya la editorial Rialto (la misma de los cuadernos de aventuras Diamante Negro) en 1943. Don Carlos se centra, con su prosa aguda y sabia, en los años silentes del género. Y proporciona inmensidad de datos valiosísimos, que de no haber sido por su labor hoy estarían perdidos para siempre. Como agua de mayo han caído sobre mis neuronas, ávidas siempre de conocimientos, tanto como de imágenes de esta clase, publicadas todas en este libro excelso.

Habla de los orígenes, de las producciones americanas y francesas, de seriales italianos y alemanes, de actores, productores y gentes del medio. Y da noticia de las realizaciones españolas, de una de las cuales ya les hablé aquí.
----------------
Y sobre todo evoca, revive una época completa, de los estudios de rodaje al local "con olor a muchedumbre" donde finalmente el filme proyectado encuentra su sentido. Lo hace con tal habilidad y amor por lo narrado que al leerlo parece crecer sobre nuestro pecho corbata, chaleco y reloj de bolsillo; mutados en espectadores de 1920, saldríamos a la calle en busca de un cine capaz de satisfacer nuestras urgencias sino supiésemos que hacerlo hoy es cosa de orates. Menos mal que existe la burrita cibernética...

Y para colmo, observen qué fino colofón corona la obra. Es 1943, y don Carlos, lejos de celebrar Años Triunfales de la Victoria y demás pamplinas, la consagra al Advenimiento Glorioso del Serial. O película de episodios, que bien diserta como buen castellano sobre el nombre que merece el género...

17 comentarios:

Sr. Feliú dijo...

Celebro su hallazgo, venerable Abuelito. Seguro que nos proporciona incontables horas de anécdotas regocijantes... A usted, de primera mano, y a nosotros, vicariamente.
Que lo disfrute(mos), su nieto Sr. Feliú

Sr. Feliú dijo...

Ah, y don Carlos siempre fue adicto al Régimen. Cierto que haya por los primeros veinte frecuentaba la tertulia del Europeo, en la madrileña Glorieta de Bilbao, en la que compartía cafés con el humorista Jardiel Poncela y el periodista González Ruano, pero ya entonces era un cinematófilo empedernido. Aún se conservan en la Filmoteca miles de fichas pulcramente caligrafiadas en las que anotaba la ficha completa de cuanta película se echaba al coleto.
Dirigió algo, una adaptación muda del "Es mi hombre", de Arniches, en cuyo guión colaboró precisamente Jardiel. Y también una película -creo que invisible- y que a usted le intersará ya sólo por el título: "Los misterios de Tánger" (1942). Las aventuras de los aviesos contrabandistas centroeuropeos que ponen en peligro la tradicional amistad entre la morisma y las tropas hispanas tiene todo el ambiente de uno de esos folletines cinematográficos que a usted tanto le gustan. Lo malo es que por allí anda la mestiza Estrellita Castro soltando gorgoritos.
No le doy más la lata con mi erudición de bachiller recién titulado, Sr. Feliú

angelpito injurioso dijo...

Estas arqueologias me gustan muchisimo.Permitame agüelito hacer un poco de espam a mi sitio:he hecho un comic sobre "Bladerunner",ya lo sabeis,nietecillos,verlo que lo he hecho para todos vosotros.

Galderich dijo...

Gracias por mostrarnos este libro con una porta excelente y un colofón muy sarcástico para la época. No sé si don Carlos era un adicto del Régimen (como muchos para sobrevivir!) pero que tenía una vena irónica no se puede negar...

Sr. Feliú dijo...

"allá" donde puse "haya", claro. Estoy de rodillas, en la esquina, con una pila de libros en cada mano.
Su nieto

El Abuelito dijo...

Señor Feliu, su falta de ortografía queda disculpada pior el caudal enorme de su erudición, que se recibe siempre con el agradecimiento y respeto debidos a la persona sabia, nada de bachilleres ni chuflas de esas, qué caray!

Don Angelpito, está usted autorizado para hacer por este reincón cuanto "Spam" le venga en gana, que para eso es usted nietuco célebre...

absence dijo...

Enésimo hallazgo del baúl. Cualquier día me planto en casa de este abuelito, le asesto dos machetazos y le robo los incunables.

PAblo dijo...

Gran portada y gran epílogo. No sé si era republicano o nacional pero tiene su mérito imprimir en aquellos tiempos un libro de estas características.

Impacientes Saludos.

C. Rancio dijo...

Sensacional, cómo no, Abuelo. Y qué bonito ese rebautismo, tan de la época, de la clásica heroína de serial Pearl White como Perla Blanca...

Mr.Incógnito dijo...

Qué sorpresa al mencionar la enciclopedia Buru Lan. Son quizás las páginas que más he ojeado en la vida. Nunca agradeceré bastante que mi tio se quedara sin sitio en casa y me la pasara en herencia (inter vivos, que son las mejores).

Aprovecho la ocasión para darle la enhorabuena por la página, que he descubierto recientemente gracias al blog ausente.

Dos saludos.

Altés dijo...

El hallazgo es, ciertamente, fabuloso. Nos anuncia usted que su contenido revela aspectos nunca vistos ni conocidos del gran serial. ¡Vaya fotografía la de Doña Mia May y el yogui en "La tumba india" que conocí gracias a su saber y munificencia! La guardaré como oro en paño. Además, la portada es digna de la mejor novela de misterio... esa maestría en la composición, esa precisión en el trazo, esos armónicos fundidos, esa luz azul tamizada por el lápiz diestro de... ¿no tendremos la suerte de que los créditos de la edición proporcionen este importante dato, verdad Abuelito?

Lazoworks dijo...

Así da gusto entrar en los sitios, si señor...
La de cosas que descubre usted en su desván y otros establecimientos. De verdad que me deja ensimismado por la belleza añeja de las películas, libros y comics que postea.
Puede usted sentirse orgulloso Abuelito, de verdad.

Anónimo dijo...

Interesante libro que habrá que buscar de inmediato. Magnífica entrada, como todas las suyas. Y hablando de cine, no me puedo resistir a presentarle una página donde aparecen, y quizás no por mucho tiempo, unos raros videos de personajes del pulp americano. La información que aporta no es mucha, por conocida, pero resulta curioso cuando menos.

http://www.youtube.com/watch?v=v2fHuwii62Y

Espero que le guste,
Saludos

Anónimo dijo...

Abu:

también le vendría bien "El Club del crimen" (De Salomón a Edgar Wallace).

Del mismo autor, sello y año.

Claro que... igual lo tiene.

Por si acaso:

INDEXACIÓN:
Se abre el Club || Viejos precedentes de crimen y misterio || Edgar Poe, inventor de la novela policíaca || El tremebundo Rocambole || Viejas andanzas de Monsieur Lecq || Sherlock Holmes en la literatura y en la vida || Raffles, el elegante || Arsène Lupín, heredero de Raffles || Nick Winter en el mundo de los cuadernos policíacos || El periodista Rouletabille y el presidiario Cheri-Bibi || Fantomas, genio del mal || Los ejercicios religiosos del Padre Brown || La perversidad del doctor Fu-Manchú || Philo Vance, perito en crímenes || Las geniales fanfarronadas de Monsieur Poirot || Humanidad del Comisa-rio Maigret || Dos detectives científicos || Donde se habla de muchas gente de menor cuantía || Edgar Wallace, creador de crímenes y amigos de los buenos ángeles || Las ocho condiciones de la novela policíaca || Se cierra el Club

--

JC

El Abuelito dijo...

No, no lo tengo, maestro Cuadrado... y con ese índice ha hecho usted que mis salivares se pongan en marcha... carambola con el señor Fernández Cuenca...
Creo recordar que este de Viejo cine en episodios lo quería usted rescatar en Los Mamotretos de Grafito, hoy tristemente desaparecidos...

Guely of Sweden dijo...

Aaah, si estos son los libros que me gustan. Si!. Que me lo acabo de hechar a buscar y las escasísimas copias que con suerte se encuentran están muy caras! Leed y atesorad pero sobretodo compartir abuelito. Que uno se enamora de estos libros!

Luis Miguez dijo...

Pero bueno, qué maravilla de libro... Sólo la portada ya quita el hipo. Y encima la primera imagen que reseña ud. es de "Los Vampiros".
Madre mía...