2009-12-21

Hideous Sun Demon/ First man into Space

Los Programas Dobles del Abuelito presentan
Especial MONSTER MOVIES DEL ESPACIO

THE HIDEOUS SUN DEMON
Director: Robert Clarke. Con Robert Clarke, Patricia Manning, Nan Peterson, Patrick Whyte. USA, 1959

Dos películas de monstruos de la grandiosa década de los cincuenta echaron ayer en Canal Desván, programa doble que evidenció como ninguno las raíces troglodíticas de este cine. Los motivos del miedo en tal clase de filmes se reducen a dos: el terror a la Invasión de nuestra cueva/hogar por fuerzas desconocidas, encarnado en la amenaza extraterrestre, y el temor atávico a la Pérdida del Yo, metamorfosis que equivale a la muerte en vida. Piénsenlo un poco, y verán que ahí caben cuantos argumentos despliegan, abundantes, las Monsters Movies.



Una apariencia racional enmascara este pensamiento mágico. El talismán o el hechizo de los viejos cuentos, capaz de trastocar la naturaleza de las cosas, es una vez más en este Hideous Sun Demon, la radioactividad. Gracias a ella, el cuerpo del protagonista, pacífico hombre de ciencia, evoluciona al revés, hacia presuntos antepasados reptilianos cada vez que le da la luz del sol. Le salen colmillos, se cubre de escamas y se apoderan de él los malos instintos, tal como explica en chiflado discurso un digno doctor con gafas.


Hechizado periódico, como Melusina o Lady Halcón, su cambio está sujeto a reglas y tabúes. Recluido de día, no tiene más remedio que hacerse noctámbulo. O sea, que venga a ir al bar, al cabaret, al tugurio. De ahí a liarse con una pelandusca y echarse a la mala vida no hay más que un paso. Entre unas cosas y otras el hombre se descuida, le da el sol de vez en cuando y ¡hala de cometer atrocidades! Deambular y matar sin ton ni son es costumbre arraigada en estos seres malditos, ya lo saben ustedes...

Simple como un botijo, canónica hasta lo previsible, divertida a ratos, de modos sencillos por no decir toscos y (re)llena de diálogos inverosímiles. Ya les digo: ejemplar en su especie.

FIRST MAN INTO SPACE
Director: Robert Day. Con Marshall Thompson, Marla Landi, Bill Edwards, Robert Ayres. USA, 1959

Lo mismo le ocurre a la que pusieron después del intermedio, First man into Space, también del año de gloria de 1959. Así lo demuestra ese cosmos de lucecitas que adorna los viajes espaciales, los cohetes de juguete, las austeras salas de control que los gobiernan o los innúmeros stock-shots de radares y aviones que aspiran a simular verosimilitud.
El astronauta que mandan a probar una nave nueva es persona rebelde y antojadiza, que desobedecien-do órdenes, se interna en el espacio profundo. No sabe que en este género, tales pecados se pagan y muy amargamente. Ebrio de fama y de vértigo, lanza a la deriva su avión cohete y, claro está, regresa a la Tierra hecho una calamidad.
Recubierto el cuerpo de inmundo barro cósmico, le da por gruñir, dar tumbos y beber sangre humana. Vagando en la noche y asesinando aquí y allá, el infeliz ex-hombre aporta toda la emoción a un relato todavía más simplón que el del Demonio del Sol, que ya es decir. Su exhibición de anormalidades es cuanto el público ansía ver.


Realización tan correcta como inane, no puede evitar traslucir cierta desgana, incapaz de crear atmósfera o gradación dramática. Aparte de que nunca logra que dejemos de ver como asoma la sombra del doctor Quatermass flotando sobre el filme. Al fin y al cabo, por entrañable y entretenido que sea, no es este First man into Space más que una copia de andar por casa del inolvidable título británico...

9 comentarios:

Wolfville dijo...

Yo desde luego me quedo con estas pelis antes que con el aburrimient de "Avatar". ¡Viva la sci-fi barata y bastarda!

Y viva también el mejor blog de la historia!! El suyo, evidentemente, señor Abuelo ;)

Saludos.

El Abuelito dijo...

En lo de Avatar, desde luego estoy de acuerdo... no hace falta tirar tanto dinero... Colorao me pone con sus halagos, hirsuto señor Wolfville...

Ordel dijo...

Hola Abuelito, yo conocía "First man into Space" a raíz de enterarme que "VISCOSIDAD" (The Incredible Melting Man) era un remake a gorecolor de esta.
Y estoy con WOLVILLE al menos estas pelis tenían un espiritu del que carecen las actuales super producciones de ciencia-ficción. Fui a ver "LOS SUSTITUTOS" al cine... Buuaahhggggg ni Bruce Willis la salva.

El Abuelito dijo...

...Solo que en "Viscosidad" al final de la película un barrendero tira a la basura los restos desmedrados del astronauta, y en esta el desdichado engendro es engañado y muerto por su propio hermano... Me gusta más que barran a un monstruo, claro está, idea surreal donde las haya... esa Viscosidad la vi en pantalla grande hace mil años, en una Terraza de Verano, merendando y fumando buenos habanos mientras...

angelpito injurioso dijo...

Ciertamente,antes las peliculas se hacian para entretener y ya esta,era sencillas de producir y por eso eran rentables aunque tuviesen poca taquilla.Ahora,el ansia es fardar de ultimos adelantos en efectos y arrasar en el primer fin de semana,tienen tan poca fe en lo que hacen,que se gastan una fortuna en la promocion en la que obligan practicamente a la poblacion a verla y como los negociantes del cine(que no tienen nada que ver con el mismo,a diferiencia de antaño)les da igual que sea un truñaco,porque en todo caso,la opinion es posterior a apoquinar la pasta en la taquilla.De ahi, la obsesion por el record de ingresos del primer fin de semana,,para que cuando se corre la voz de lo mierda que es tal pelicula,pues ya estan forrados.A mi toda esta parafernalia de virtuosismo tecnico y escasez artistica me abruma,cuanto mejor es un film en el que los arboles si que te dejan ver el bosque .Por ejemplo si te has de fijar en todo lo que sale en el "Avatar" ese no te enteras de nada del argumento,y es que el señor Cameron le subieron muy alto con el titanic(valga la paradoja)y si no se vende ahora como rizador del rizo,no sale.

C. Rancio dijo...

Abuelo, Viscosidad tuvimos el privilegio de verla en pantalla grande en Barcelona, hace poco más de una semana, en el marco incomparable de la excelsa iniciativa Trash entre amigos. Fue sublime, claro, y el barrido de restos de monstruo, directamente magistral.

Científico con tentáculos dijo...

El género de científicos y/o astronautas que se convierten en seres monstruosos es tan hermoso como inagotable. Mi preferida, la saga de "The Fly". Pero hay muchas y todas me gustan.
Gracias por defender el género de transformaciones monstruosas. Es necesario a la par que entretenido.

¡No jueguen con los misterios del universo que les saldrán tentáculos, insensatos!

Altés dijo...

No habiendo tenido ocasión todavía de ver estas dos recomendaciones del Abuelito, me limito a corroborar lo dicho por mis ilustres predecesores en el uso de la palabra. En los últimos cuatro o cinco años habré visto como mucho tres películas en el cine de pago. De la única que me acuerdo es de El Hombre de Hierro, que fui a ver más que nada por cotejarla con añejos recuerdos de este héroe de Marvel. ¡Qué estruendo, oiga, en las salas de cine actuales! No hay quien aguante tanto "sensurraun" o como quiera que esos infernales altavoces se llamen. Como no voy al cine, creo a pie juntillas todo lo que ustedes dicen sobre la refugalla indecente que vomita la industria cinematográfica.

Que este blog es el mejor de todos es algo que nadie puede poner en duda. Felices Fiestas a todas las personas de buen gusto que le siguen.

El Abuelito dijo...

Yo jugué una vez con los Mistrios del Universo, y mi nariz quedó convertida en trompa durante años, señor Científico con Tentáculos... Así que no lo he vuelto a hacer jamás.