2009-01-26

La Novela Atroz

LA NOVELA INTRÉPIDA
Dedicado a mi nietecito Carlos Abraham, del Museo de Literatura Popular de La Plata

Con la cosa esta del primer aniversario del Desván Electrónico voy a sacarles hoy una de las más bonitas colecciones de folletín que hay, La Novela Intrépida, para recreo de todos ustedes y espanto pedagogos y psicólogos para la infancia.

Se publicaron estos diez ejemplares en Barcelona hacia 1930, por Gato Negro, ya saben, la antepasada de editorial Bruguera. Los autores son desconocidos; el magno ilustrador tiene una firma ilegible que tal vez pueda querer decir "J. Martínez". Su anonimato no empaña la gloria de su arte. Piquen encima de las imágenes y verán correr la sangre de verdad.

Jamás se vieron en novelas para niños semejantes dosis de atrocidades por centímetro cuadrado. Vayan contando: navajas que se hunden en la órbita del ojo, mujeres desnudas ahorcadas por un gorila, jefes indios haciendo las torturas aquellas de los garfios y las tetas de Un hombre llamado Caballo, cocodrilos hincando el diente, vómitos de sangre, sesos desparramados, clavos que penetran hasta el tuétano, cabezas cortadas.

La crueldad como espectáculo, tal vez el más antiguo de la humanidad. Animales, razas exóticas y blancos degenerados -el crucifijo preside ese cepo donde dos infelices son azotados- son los encargados de ejercerla a nuestro gusto. Cruda y sin adulterar, tal como debe consumirse.

12 comentarios:

DanielB dijo...

Que caña de imágenes desde luego la mente de los imberbes chavales que tuvieron en sus manosalgún ejemplar tuvo que ser severamente dañada ante semejante espectaculo de atrocidades, impresionante una vez más Abuelito

Vincenzo Insano dijo...

¡El Desmán del Abuelito!

absence dijo...

¡¡¡WoW!!!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Ay, Abuelito!! Leyendo estos ejemplares no me extraña que la generación siguiente saliera como salió. XDDD

Saludos!!

PAblo dijo...

Los niños debían estar acostumbrados al castigo físico en los colegios de curas y demás así que esto debía ser como el Libro Gordo de Petete.

Gran descubrimiento como siempre, abuelito. Me han gustado mucho las ilustraciones de esos extraños antropofagos de cara blanquecina y cuerpo negrísimo.

Impacientes Saludos.

Ordel dijo...

LA COÑAC ¡¡¡ FOLLETÍN HOLOCAUST.

MANOLÍN dijo...

qué bien queda el 2000maniacos así en pequeñito junto al mondo brutto!!

parecen dos sellos...
o dos estampitas o dos cromos
de pastelito Bimbo!!

angeluco10 dijo...

Impactantes dibujos,abuelito.
Ahora se quiere proteger a la infancia de todo mal (excepto en los telediarios,en horario de máxima audiencia con escenas atroces)y antes...al pan carne y al vino sangre.

Carlos Abraham dijo...

Abuelito: muchas gracias por la dedicatoria.

Excelente post, que indaga en los recovecos misteriosos y siniestros de la literatura popular. La cual es un reflejo visceral y auténtico de las pulsiones que atraviesan a la sociedad.

"El horror, el horror", como diría el Kurtz de Conrad...

Anónimo dijo...

Yo deduzco que la firma J, Martínez era del más conocido como Osete (Juan Alejandro Martínez Osete). Los Cantareros (Comunidad de Murcia), 1921-Santa Eulàlia de Ronçana (Catalunya), 2002.

Que firmó así:

>>>
ALIAS, FIRMAS, SEUDÓNIMOS:
Acosta || J. Alexis (o/y también, Jan Alexis) || J. Martínez || J. Martínez Osete || J.M. O’Set || J.M. Osete || M. Osete || Majó || Martínez || MartOs || Martz || Set
>>>

JCuadrado

El Abuelito dijo...

En esta ocasión debo disentir, querido Cuadrado, por la fecha de publicación. Estos folletines son de los treinta; las portadas, no muy perfectas técnicamente, revelan sin embargo a un dibujante seguro de sí mismo. Sin embargo cuando se consulta la primera realización de Osete -Red Dixon para Fantasio, en 1945, ocho o diez años después de estos folletines- vemos un autor muy bisoño, que no domina la anatomía ni la puesta en escena del modo en que lo hace este portadista, y que se inspira -como es de ley en la época- en Alex Raymond. Si me da su mail le mando escaneadas ilustraciones de ese Osete primerizo y verá como cambia de opinión.
Un placer inmenso saludarle, que mucho se le aprecia en este Desván. Reciba un abrazo bien gordo.

Anónimo dijo...

Puede ser, abuelo, puede ser.

Pero, no sé, amigo: me lo sigue pareciendo...

--

Ya que estoy aquí: después de salir "Atlas" anoté que la primera vez que vi a Osete sería en el serial:

1944 Tom Clark (Grafidea, 14 núms.); algún episodio y sobre guiones de J. Canellas Casals; en 1951, rebautizado como Bill Cody (16 núms., más 1 almanaque)

Que no sé si le sirve y eso.

JC
--