2008-09-02

Demonios españoles

Dos demonios como dos Españas: uno, el del cachondeo y los bigotes, que viene a hacer burla en irreverente convivencia con los hombres;
otro, el apaleado, siempre recibiendo coscorrones del poder, encarnado aquí por la briosa Virgen del Garrote.

Ambos vinieron a verme en esta reciente escapada estival. A la Virgen del Garrote, venerada en Sahagún y en Puebla (México), la encontré en el mallorquín monasterio de San Salvador. Más expresiva y sugerente no puede ser.

El diablo cuchufleta, ateote y zumbón convive conmigo hace tiempo. Esta muestra suya que hoy les enseño es de un divertido cuento de los llamados picantes, de autores desconocidos, publicado en años traviesos y republicanos.

Siempre por estos pagos a cuestas con los dos diablos, ay.

1 comentario:

pumby dijo...

Que no se me acuse de nada si sólo hago notar que quien parece indefenso es el pobre aspirante a íncubo, quien recibe una somanta de una verdadera Encarnación demoníaca de NNSS.
La escena se complementa con diversos detalles a destacar: el niño Jesús podria tener un bocadillo que dijera "Dale fuerte mamá", el pobre infante a sus pies parece rogar a NNSS que se detenga, mientras que los angelitos, por parejas, parecen sumidos en distraídas reflexiones, especialmente aquél que mira hacia arriba, quizás preguntándose si va a llover.
Buen hallazgo, le emplazo a buscar más estampitas originales por esas tierras patrias tan prólijas en el sacro arte.