2011-09-08

Nanuk el Hombre Fiera

ESPAÑOLES EN TAPARRABOS Nostalgia de los bosques será, pero el caso es que las dos entradas aparecidas aquí después de mi larga estancia entre árboles, moscas y manantiales van casualmente de Tarzánidos. Un mito este de los más queridos en esta casa, ejemplo idóneo de ficción añeja de las que hoy no resisten estos tiempos de tiranía y corrección política. De todo dirían ahora de la criatura creada por don Edgar Rice Burroughs, de todo y poco bueno. Que si racista, que si colonialista, que si patatín y que si patatán. No fue lo mismo cuando apareció, allá por 1912. Entonces el colosal éxito del Hombre Mono lo que hizo fue que proliferasen las imitaciones, en un Occidente orgulloso y seguro de sí mismo. Sin complejos, que diría la derechona... Entre estos (muchos de los cuales pueden conocer a través del excelente blogo Colgados de la liana), un nada despreciable montón de ibéricas criaturas tarzanescas. Intención de este anciano es, les guste o no, presentarles a todos ellos. Justicia y no otra cosa es lo que me lleva a reivindicar aquí a Pequeño Pantera Negra, a Tamar, a Tirzá el dominador de las fieras, Ultus el Rey de la Selva o al mismísimo Tarzán el Niño Mono. Abultada nómina de Españoles en Taparrabos nacidos entre los años veinte y los cincuenta. Por alguno había que empezar, inaugura pues la Galería este Nanuk, el Hombre Fiera. Es colección de folletines editada por la catalana Gato Negro hacia 1930, traigo aquí todas sus portadas, para que noi se quejen. Nanuk es niño criado en la jungla cuando sus padres, hacendados en África, perecen víctima de un ataque de sus salvajes habitantes. Alberto Simpson es su nombre cristiano, Dolly hará las veces de Jane. Nanuk ejerce justicia en sus bosques, persiguiendo cazadores, matando caníbales, apuñalando rinocerontes de triste mirada. Exploradores a punto de ser devorados por cocodrilos, damas en top less acechadas por gorilas, traviesos elefantes o pérfidos blancos son habitantes acostumbrados en su mundo singular. Ganado a la civilización por el amor de su novia Dolly, Nanuk acabará por convertirse, como todo buen tarzánido, en un burgués educado y formal. Con el título de ingeniero bajo el brazo, criará a sus vástagos, varones como es debido, entre la urbe y la jungla, a fin de que conozcan las mañas y malas artes de ambos mundos y se endurezcan, viriles como él mismo. Se desconoce, como suele suceder en estas publicaciones, quienes son los creadores de Nanuk. El texto viene como siempre sin firmar, las cubiertas llevan a veces unas iniciales -J. A., que según me indica el sabio Dionisio Platel corresponden a J. Ariet, misterioso colaborador de Gato Negro del que bien poca cosa se sabe. Lo que no es óbice, desde luego, para ensoñarse con estas estéticas olvidadas, evocadoras y hoy casi definitivamente perdidas...

12 comentarios:

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Se nota que al dibujante le gustaba Alex Raymond...

Vincenzo Insano dijo...

...palabras mayores...

Dionisio Platel dijo...

El dibujante es J. Ariet, sin apenas datos en ningún sitio. Tengo cosicas de él pero muy poco tiempo para dedicarme, lastima.
Abrazos.
Dionisio Platel

C. Rancio dijo...

Y el nombre? estará sacado de la pelñicula de Flaherty? es de por entonces!

El Abuelito dijo...

Lo de Flaherty ya se me había psado por la cabezam, y creo que es innegable porque si no, ¿a quién se le va a ocurrir espontáneamente un nombre como Nanuk?

El Abuelito dijo...

¡Mil gracias, sabio Platel! De este artista ya colgué algunas cubiertas de folletín hace tiempo, pero no lo recordaba como habitual de Gato Negro... ¿Sabe si también hizo historieta?

Dionisio Platel dijo...

Sí que hizo historieta, sí. Con los pocos datos que tengo y los que acabo de descubrir voy a confeccionar ficha para Tebeosfera y de paso elimino unos errores, sin sentido, que hay ahora. Cuando esté, doy aviso.
Salud.

angeluco10 dijo...

En 1912 no escandalizaba una portada con una chica en topless por lo que veo,si llega a ser hoy (que hay más libertad de expresión que antes) cierran la editorial,seguro.

Anónimo dijo...

Acaso sea el paisajista Josep Ariet i Olives (1885-1926).

JC
--

El Abuelito dijo...

Cuadrado, no es descubrir nada nuevo el afirmar una vez más que es usted un sabio: ¡¡en efecto, es Josep Ariet i Olives!!
Vistas en la red obras pictóricas de este señor, se confirma que la firma es idéntica a la exhibida en las cubiertas de estos folletines... ¡Un enigma resuelto! ¡Viva!

Anónimo dijo...

Sabe que estoy para el uso.

Y el suyo con más afecto, aún.

JC
--

El Abuelito dijo...

Para uso... y disfrute, señor Cuadrado! Gracias a sus comentarios en esta entrada, he podido averiguar que Ariet es el autor de una serie de historietas fantásticas aparecidas en "Rin Tin Tin" de Marco (1936), cuya autoría me tenía intrigado... ¡Hurra!