2009-03-02

Roma contra Roma / Maciste contra los fantasmas

Los PROGRAMAS DOBLES del Abuelito presentan
ESPECIAL PEPLUM FANTÁSTICO

ROMA CONTRA ROMA
Director: Giuseppe Vari. Con Ettore Manni, Suzy Andersen, John Drew Barrymore, Ida Gralli. Italia, 1964
Dedicado a mi nietecito Ordel, del enciclopédico Cine de Medianoche

Mucha simpatía le tengo al peplum; seguramente más de la que merece a juzgar por los resultados que estas producciones de espada y sandalia suelen exhibir. En devoción se torna lo mío, además, cuando asoma lo mitológico o lo fantástico por la esquina: así, hasta me declaro amigo íntimo de Maciste, Hércules, Ursus, Sansón y cuantos colosos tuviesen a bien prestar su físico a las modestas creaciones de un cine italiano de adorable purpurina y cartón piedra.


Así que cuando vi que en la sala de abajo del Desván ponían un Especial Peplum Fantástico no me lo pensé dos veces y armado de gaseosa y bolsa de pipas, allá que acudí el primero para pasmo de la chiquillería.

Con estas de romanos pasa como con las de Corman y Cía: no hay que fiarse de las hermosas promesas que nos hacen los carteles publicitarios. El dibujo es muy sufrido y suele ir muy por delante del presupuesto. He leído, y así lo avala el título norteamericano, que Roma contra Roma, la que echaron al apagarse las luces, era la primera incursión de los zombies en el cine europeo. Una verdad a medias nada más.

Es una buena cinta de acción, en la que lo de menos es lo artificioso y algo moroso de sus planteamientos: esto es espectáculo e intrascendencia, y cuenta más el que nos enseñen bonitas cuevas con ídolos que echan rayos mágicos por el ojo para hipnotizar doncellas, que la mayor o menor coherencia narrativa desplegada o la originalidad de una trama de romanos buenos y sacerdotes nigromantes más vista que el TBO. Y la verdad, el despliegue visual es generoso, pródigo en luces de colores y templos dorados, como debe ser.


Hay brujerías y ejércitos de fantasmas, los mismos romanos caídos en combate que atacan a sus compañeros. Sólo la transparencia y el estar virados en azul distingue a vivos de muertos, en iconografía muy lejana a la clásica de zombies. Algo de magia, de la cinematógrafica, se echa en falta para llevar adelante un argumento repleto de posibilidades. Ay, si el señor Bava hubiese estado por medio... aún así, una cinta realmente curiosa y entretenida.

MACISTE E LA REGINA DI SAMAR
Director: Giacomo Gentilomo. Con Alan Steel, Jany Clair, Anna María Polani, Nando Tamberlani. Italia/Francia, 1964
Después del descanso pusieron una de Maciste, Maciste e la regina di Samar (en España, Maciste contra los fantasmas, y en USA, Hercules against the Moon Men). Peplum fantástico puro, con una partida de seres extraterrestres afincados en las cercanías de un reino imaginario al que exigen sacrificios humanos en tributo, con la complicidad de la perversa soberana de turno.

Un par de romances, alguna traición, muchos bíceps, tríceps y cuadríceps, una hermana rubia buena y otra morena mala, mamporros y piruetas a granel, un ogro peludo con colmillos, hombres forzudos, damas turgentes, torturas, trampas y subterráneos. Como para quejarse de semejante menú.

Y encima nos enteramos de que los extraterrestres vienen de la Luna, y que si quieren tanta sangre de doncella es para resucitar a su Reina Selena, que está como muerta en una urna hasta que se produzca no sé qué gaitas de conjunción cósmico-astral. Menos mal que Maciste ha de impedirlo a palo limpio, por muchos hombres de roca viviente que se le pongan por medio. Un delirio de los que tanto gustan en este Desván, al que sólo le falta un pelín más de soltura y atmósfera para rozar el cielo.

10 comentarios:

Vincenzo Insano dijo...

...por todos los demonios Abuelito!!! nadie se da cuenta que un maciste es otro monstruo...próximo y mental...bebía yo zarzas contemplando los peplums...a mi lado, Rosita, hacía la colada...

MANOLÍN dijo...

dios santo...

yo es que si veo este programa doble un sábado por la mañana con mi zumo de naranja, mi café largo y mi cigarro de la risa es que me vuelvo majareta perdío de alegría y sinrazón!!!!!

qué gozada, por favorrrr...

Vincenzo Insano dijo...

...muy bien señor Manolin...

Juan P. Rodriguez dijo...

La verdad es que no soy un gran aficionado a esto de los peplums, pero que quiere que le diga. Estos se me antojan muy interesantes... Sobretodo el de los hombres-roca venidos de la Luna...
Por otro lado, y ya que lo menciona, Hercules en el centro de la tiera de Mario Bava, es una autentica gozada.
Saludos Abuelito!

Vivaldo Moore dijo...

Groucho Marx decía: "No me gustan las películas en las que el busto del primer actor es más grande que el de la primera actriz". Sin embargo, hay algo en la torpeza de estas películas que aún fascina, empezando por sus villanos.

Ni que decir que el primer peplum puro y duro dio origen a la mejor película de D.W. Griffith.

Un gusto, siempre, leer sus posts.

Ordel dijo...

Sinceramente emocionado y agradecido, Abuelito, nunca olvidare su mención en esta fantástico programa doble de su maravilloso Desvan.

Un fuerte abrazo.

angeluco10 dijo...

Veía estas películas los sábados en sesión de tarde,disfrutaba con ellas pero ahora,ya adulto,me costaría un poco más.
No puedo evitarlo abuelito,ya no me entusiasman como cuando era niño igual que a usted ahora y siempre.

Anónimo dijo...

Gracias abuelito por tener este desván tan interesante y a ver si se anima y nos trae programas dobles para disfrutar en casa,de terror,westwern....un abrazo agradecido.He leido todo lo publicado y me encanta.

Anónimo dijo...

Hola.

¿Alguien se acuerda de una peli de romanos en la que los esclavos eran transformados como en cerdos o animales con una especie de cetro antes de echarlos a la arena?

¡Gracias!

El Abuelito dijo...

¡Regaitas! ¿Transformados en animales, dice usted? Pues lamentablemente no puedo ayudarlo, que no me acuerdo de haberlo visto... Ahora, que si la localiza usted, dígamelo que ha de ser escena de las que merece la pena ver...