2008-11-21

Perfidias orientales

EL TIGRE DEL TIBET

Repasa que repasa las cositas del Desván, me he encontrado este pulp (como se dice ahora) que publicase la casa Hymsa en 1936, escrito por Gerald Burrard e ilustrado, con colorida portada, por L. García.

Perfecto ejemplo del ensamblaje que une eternamente género y violencia, aquello que toca nuestros instintos primarios y que los cultivadores de lo popular han sabido siempre explotar sabiamente.

Y más cuando andan de por medio chinos y otras razas exóticas, aptas para volcar desde/sobre ellas todas nuestras sádicas fantasías. Empalamientos, cosa rara de ver, que los de Holocausto caníbal no inventaron nada; tiros en la cabeza, puñales en el corazón -entonces los lamas no tenían tan buena fama como ahora-, chinos volando por los aires y carnes que se abren bajo la mordedura del látigo.

La sangre derramada y el placer de la lectura. Muchas veces volveré sobre este tema. ¡¡Estén atentos, que hay morbos viejos para rato!!!

6 comentarios:

Captain Howdy dijo...

Como diría Mr. Burns, excelente!!! Las torturas de antaño sí que eran brutalidades, no las que nos muestran ahora.

Salu2

Kraven dijo...

Exquisitas ilustraciones. Viendo cosas tan bonitas uno se pone nostálgico.

Vuelve, vuelve sobre el tema, queremos más morbos viejos!

H dijo...

ja! qeu aprenda ese tal jigsaw no?
Salutes desde SCI TERROR
H

Ordel dijo...

Menuda portada, a mi tambien me ha venido enseguida a la cabeza el clasico de Deodato nada mas verla.

Vivaldo Moore dijo...

¡Vaya sistemas drásticos que tenían para tratar las almorranas!

El Abuelito dijo...

Verdaderamente, señor Moore, es una acupuntura un poco basta...