2012-01-07

Jaime Tomás y las Brujas

LAS PERIPECIAS DE MARUJITA
Ocasiones hay, no muchas por fortuna, en que los acontecimientos de nuestro triste mundo afectan de algún modo al feérico universo tan cercano y lejano a la vez. No es de extrañar que en 1939, nada más acabar la Incivil Matanza, la niña Marujita viese como el País de las Hadas se cubría de espesa niebla para alegría y contento de brujas, trasgos, ogros y demás amenzantes especies.
Nació Marujita de la mano de José Mª Huertas Ventosa y del ilustrador Jaime Tomás en las prebélicas páginas del semanario Mickey, sin que llegase allí a alcanzar entidad propia. En la Barcelona recién hollada por las tropas victoriosas comenzaron a aparecer sus cuentos, intentando poner color en una realidad hecha de sombra y harapos, editados por el imprescindible Molino, en paupérrimo papel que permitiese el recreo del pobre, por entonces la gran mayoría... 
Supo Jaime Tomás como nadie reflejar en su trazo el Lado Oscuro del mundo encantado con su trazo expresivo, algo grotesco, como alumbrado por cierta melancolía . De Tomás ya les mostré AQUÍ su espectacular Monstruo de Acero; de Marujita les narré también en ESTE otro sitio. Víctima tardía, como tantas otras, del Incivil Conflicto, murió prematuramente don Jaime de miseria y tuberculosis en 1941, dejando obra múltiple claramente orientada hacia lo fantástico. Poco a poco irá por aquí desfilando, que para eso es venerado como merece en este Desván.  
A mí bien me hubiese gustado frecuentar los misteriosos bosques donde habita Marujita, esa niña valiente y nada cursi que no duda en enfrentarse a arañas caníbales, meigas desdentadas o villanos duendes. Por más que fuera inevitable pasar un mucho de miedo frente a tales asechanzas: como en la vida misma, pero rodeados al menos de bizarra poesía... 


10 comentarios:

miquel zueras dijo...

Impresionante el trabajo de Jaime Tomás al que no conocía. Murió tuberculoso en plena posguerra, le tocó nacer en una mala época como mi padre solía decir de él mismo.
Muy bueno el post sobre Piel de león. La cara de pillín de ese iguanodonte es tremenda. Saludos. Borgo.

Lorenzo Miró Hernández dijo...

No conocía esta publicación. Y al tal Jaime Tomás tampoco. Pero veo que era un verdadero artista, influenciado, eso si, por un cierto estilo norteamericano.

Y sí, he vuelto!
Saludos!

El Abuelito dijo...

Los ecos del primitivo y feliz Disney de las Merrie Melodies aparecen inevitables tras los trazos de don Jaime, como no podía ser de otro modo... Me voy a visitar su blogo, ahora que ha vuelto, don Lorenzo!!

El Abuelito dijo...

Borgo, el trazo de Gago compensa con su sinceridad y eficacia las impericias técnicas que otros le achacan... Verdaderamente yo también encuentro que laportada en cuestión no tiene desperdicio...

WOLFVILLE dijo...

¡Maravillosos dibujos! Esta extraña mezcla entre "Alicia" y una investigadora de lo oculto infantil provoca un delicioso cortocircuito sensorial.

Un saludo.

Javier Alcázar dijo...

Una maravilla el trabajo de Tomás, que hay que recuperar del olvido.
Abuelito, a ver si tenemos tiempo y hacemos algo con este señor, sería un placer poder contar con su sabiduría.

El Abuelito dijo...

Wolfville, a mí me ocurre lo mismo: veo a Marujita como una especie de heroína del fantástico, inmersa en un mundo de peligros y asechanzas que ríase usted de cualquier tolkieniano universo... que este es además, como más español, con esas brujas desdentadas y ese engendro cocopera de lazo en la coronilla...

El Abuelito dijo...

¡Qué alegría más grane verle por aquí, don Javier! Hace tiempo -casi desde que leí su magistral ensayo sobre los tebeos de miedo patrios en Tebeosfera- que quería contactar con usted... Colaborar en algo relacionado con Jaime Tomás sería un placer y un honor... ¿Sería posible que me escribiera un mail a abuelitogum@hotmail.com , para poder allí proseguir este virtual encuentro?
Mucho se lo agradecería...

angeluco10 dijo...

Iba a preguntar cuantos números y hasta que año duró la serie de Marujita pero veo que si su autor murió pronto tal vez no duró mucho.

El Abuelito dijo...

Su autor murió pronto, Don Angeluco, pero la serie la continuaron otros como Jesús Blasco, Tomás Porto o Pili Blasco, la hermana de Jesús... Salieron diciocho números en total, los seis primeros de Tomás; el último número apareció en 1943...
Otra cosa es la serie "Cuento Marujita", de la misma editorial Molino, que son varios cientos, la mayoría con deliciosas ilustraciones británicas, entre 1934 y 1960 aproximadamente; en estos Marujita no aparece como personaje, se limita a prestar su nombre a la colección.